Plomo: Los efectos del plomo son los mismos si se ingiere o inhala. El plomo puede afectar a casi todos los órganos y sistemas en el cuerpo. El más sensible es el sistema nervioso, tanto en niños como en adultos. La exposición prolongada de adultos puede causar un deterioro en el resultado de algunas pruebas que miden funciones del sistema nervioso. También puede producir debilidad en los dedos, las muñecas o los tobillos. La exposición al plomo también produce un pequeño aumento de la presión sanguínea, especialmente en personas de mediana edad y de edad avanzada, y puede causar anemia. La exposición a niveles altos de plomo puede dañar seriamente el cerebro y los riñones de niños y adultos y causar la muerte. En mujeres embarazadas, la exposición a niveles altos de plomo puede producir pérdida del embarazo. En hombres, la exposición a altos niveles puede alterar la producción de espermatozoides. Fuente: http://www.atsdr.cdc.gov/es/toxfaqs/es_tfacts13.pdf El tolueno puede afectar al sistema nervioso. Niveles bajos o moderados pueden producir cansancio, confusión, debilidad, pérdida de la memoria, náusea, pérdida del apetito y pérdida de la audición y la vista. Estos síntomas generalmente desaparecen cuando la exposición termina. Inhalar niveles altos de tolueno por un período breve puede hacerlo sentirse mareado o somnoliento. También puede causar pérdida del conocimiento, y aun la muerte. Es probable que los efectos sobre la salud de niños expuestos al tolueno serán los mismos que los observados en adultos. Algunos estudios en animales sugieren que bebés o niños de corta edad pueden ser más susceptibles que los adultos. Respirar niveles de tolueno muy altos durante el embarazo puede hacer que niños nazcan con defectos de nacimiento y retardo en la capacidad mental y el desarrollo. No sabemos si el tolueno daña al feto de una madre que está expuesta a niveles bajos de tolueno durante el embarazo. Fuente: http://www.atsdr.cdc.gov/es/toxfaqs/es_tfacts56.pdf

Salud Ambiental