El plomo se encuentra en pequeñas cantidades en la corteza terrestre. Gran parte proviene de actividades humanas como la quema de combustibles fósiles, la explotación minera y la manufactura. Se usa en la fabricación de pilas, municiones, productos de metal (soldaduras y tuberías) y en aparatos para proteger contra los rayos X. Puede encontrar más información en el siguiente link: http://www.atsdr.cdc.gov/es/toxfaqs/es_tfacts13.pdf

Salud Ambiental