Instituto de Salud Pública

Tras las informaciones que han dado a conocer los medios de comunicación los últimos días, respecto a una nueva variante del virus SARS-CoV-2 que circula en Reino Unido desde septiembre del 2020, el Instituto de Salud Pública de Chile (ISP) afirma que el linaje B.1.1.7 identificado en Reino Unido no ha sido detectado en Chile, en los genomas completos según los últimos datos detectados por la autoridad sanitaria.  Sólo existe reporte de algunos casos en Dinamarca, Italia y Australia y no se ha detectado en el continente americano.

Desde el inicio de la pandemia, científicos del Instituto han secuenciado el genoma completo de las cepas virales chilenas aisladas para conocer sus características genotípicas con el objetivo de realizar una vigilancia clínica y epidemiológica de las variantes virales.

Esta información, está actualmente disponible y liberada para la comunidad científica mundial en la plataforma GISAID, en la cual se puede ir construyendo el mapa mundial del virus y sus variaciones por región.

Por esta razón, es importante, la colaboración de todos los laboratorios del país, incluyendo a los laboratorios de las universidades, que están secuenciando el genoma del virus SARS-CoV-2, ingresen los datos a este sitio Web: https://www.gisaid.org/ y así disponer de una mayor recopilación detallada de cada región del país.

Respecto a la situación de Chile, luego del anuncio que se dio a conocer en Reino Unido, Jorge Fernández jefe del subdepartamento de Genética Molecular del ISP señaló “al ser un virus cuyo genoma es ARN, es esperable la aparición de mutaciones, como lo hemos observado con las diferentes variantes que están circulando en el mundo. Un ejemplo cercano, es lo que se detectó en la región de Magallanes. El efecto de las mutaciones de la Spike, N501Y, y las deleciones 69-70, detectadas en el linaje B.1.1.7, están siendo investigadas por diferentes laboratorios para determinar el potencial impacto en la propagación y el diagnóstico”.

El Director (s) del ISP, Heriberto García recalcó, que no existe evidencia científica suficiente que hoy ponga en duda la eficacia de las vacunas “es importante que la población no se alarme, este es un virus nuevo y que, desde luego, es esperable que mute, lo que no constituye un riesgo. Por otro lado, el ISP siempre ha estado con la disposición de contribuir a la salud pública del país, por lo que esta coordinación que se llevará a cabo con el Ministerio de Ciencias es esencial para unificar los datos de los secuenciamientos que han realizado los laboratorios de las universidades del país”.

Diagnóstico PCR

La detección mediante PCR que utilizan los laboratorios registrados van dirigidos principalmente hacia los genes N, Orf-1, Rd_Rp y E.  “Algunos de estos ensayos detectan más de un gen del virus, y en algunos de estos casos se incluye al gen S que codifica para la proteína Spike, pero basta la detección de uno de ellos para dar un caso como positivo, por lo que no es necesaria la detección de todos los genes en una muestra”, concluyó Rodrigo Fasce jefe del subdepartamento de Enfermedades Virales del ISP.

Actualización de la distribución geográfica de variantes

El Instituto de Salud Pública ha realizado el análisis del genoma completo de 510 casos chilenos de SARS-CoV-2, donde se observa que la variante GR es la que está circulando predominantemente.

Es importante mencionar que las variantes del virus son GR, GH, G y que cada una de estas variantes cuentan con diferentes linajes. Los principales linajes asociados a variante GR que han circulado en Chile son B.1.1, B.1.1.33, B.1.1.1, B.1.1.35. Sin embargo, en los meses de septiembre y octubre el linaje B.1.1.33 ha sido predominante.

Por lo anterior, esta vigilancia activa y continua, permite afirmar que el linaje B.1.1.7 identificado en Reino Unido no ha sido detectado en Chile, en los genomas completos analizados por el ISP.