Virus Hepatitis B (Antígeno de superfície HBsAg)

Clasificación Internacional de Enfermedades (Cie 10)
B16 Hepatitis aguda tipo B

Agente Etiológico
Virus de la Hepatitis B

Justificación de la Vigilancia de Laboratorio
El virus de la Hepatitis B es uno de los agentes causales de la Hepatitis aguda, la cual es transmitida por contacto sexual, por vía transfusional, transmisión vertical madre-hijo o por accidentes con material cortopunzante. La infección con virus de la Hepatitis B es capaz de dejar portadores crónicos de por vida, capaces de transmitir silenciosamente la enfermedad, y en algunos casos producir una hepatitis crónica, la cual puede terminar en un hepatocarcinoma maligno. Debido a ello, lo que debe vigilarse es el estado de portador crónico a la Hepatitis B, es decir, aquellos que sean reactivos al Antígeno de Superficie de la Hepatitis B (HBsAg.)

Descripción del Agente
El virus de la Hepatitis B pertenece a la familia Hepadnaviridae. Es un virus DNA de doble cadena asimétrica y abierta. Tiene en su superficie el antígeno de superficie del virus de la Hepatitis B (HBsAg), el cual es altamente inmunogénico y útil para el diagnóstico del estado portador. Su nucleocápside está constituida por el antígeno core, en cuyo interior está el material genético, el antígeno e y la DNA polimerasa.

Enfermedades humanas que produce este agente
Hepatitis aguda, de curso habitualmente benigno. Aproximadamente un 10 % quedan como portadores crónicos. De ellos, un 20% mueren por Cirrosis hepática y un 4% desarrollarán un hepatocarcinoma primario del hígado.

Tipo de muestras requeridos
- Suero
- Plasma
Las muestras pueden recolectarse ya al comienzo de la sintomatología aguda.

Período óptimo para la toma de muestra
Para determinar el estado de portador, puede tomarse una muestra de suero , en la etapa de convalecencia.

Conservación y transporte de las muestras
Las muestras de sangre deben recolectarse en envases sin anticoagulantes, para obtener suero. Este debe ser extraído en condiciones de asepsia, ojalá en frascos limpios y estériles, plásticos y con tapa rosca.

En el caso de enviar más de una muestra simultáneamente al laboratorio, deberá tomarse la precaución de colocar cada una protegida por separado en un recipiente metálico o de material aislante. Esto evitará rupturas, pérdidas y contaminación del operador.  

Técnicas de laboratorio utilizadas
Técnicas ELISAs específicas para la detección de antígeno de superficie de la Hepatitis B (HBsAg), utilizan un anticuerpo anti-HBsAg en fase sólida, que se une al antígeno presente en el suero del paciente, el cual reacciona frente a un conjugado marcado con una enzima, la que en contacto con un sustrato apropiado, desarrolla una reacción colorimétrica, la que puede ser leída visual o instrumentalmente.

La sensibilidad mínima exigida para una técnica ELISA es que detecte al menos 1 ng/ml de HBsAg.
Existen técnicas más rápidas para la detección de este antígeno, pero son menos sensibles que los ELISAs, y su lectura es generalmente visual.

Dado que existen resultados falsos positivos que tienen estas técnicas de tamizaje, se recomienda confirmarlas con técnicas suplementarias. Estas últimas se basan en la neutralización del HBsAg, presente en la muestra del paciente, a través de su anticuerpo específico, las que son corridas en una prueba ELISA en paralelo, semejante al tamizaje, y en donde se mide posteriormente la absorbancia de la muestra no neutralizada y la neutralizada.

Interpretación de resultados
En las técnicas por ELISAs, las muestras con valores de absorbancia inferiores al valor de la línea de corte (CUT OFF) se considera que no contiene HBsAg, de acuerdo al límite de sensibilidad de la técnica. Las muestras con valores de absorbancia superiores o iguales al valor de la línea de corte se consideran inicialmente reactivas y deberán repetirse. Si vuelve a tener valores de absorbancia superior o igual a la línea de corte, deberá ser confirmada con alguna técnica confirmatoria.

En el caso de las técnicas confirmatorias, un resultado no reactivo indica que la muestra analizada no contiene HBsAg, o que lo contiene por debajo del límite de detección del ensayo confirmatorio. Un resultado positivo confirmado indica que la muestra analizada contiene HBsAg.

Control de calidad interno
Para realizar el tamizaje se deben utilizar ensayos evaluados y recomendados por el ISP que cumplan los requisitos técnicos de: 95 % de especificidad y 100% de sensibilidad para el caso de utilizarse en Bancos de Sangre.

Los ensayos deben realizarse según las condiciones señaladas por el fabricante. Para utilizar los controles en los ensayos individuales, se recomienda realizarlos por lo menos una vez el día de su ejecución. Se deben incorporar controles Positivos (alícuotas congeladas de muestras confirmadas por el ISP) cuando abra un nuevo estuche o set de reactivos.

Control de calidad externo
Participar del Programa Evaluación Externa de la Calidad (PEEC) del ISP, para antígeno de superficie de la Hepatitis B (HBsAg).

Condiciones de bioseguridad
Las muestras deben manejarse con todas las medidas de precaución universal (utilizar guantes desechables, mascarillas, sistema de eliminación de desechos biopeligrosos, utilizar solución de hipoclorito de sodio al 0,5 % para desinfectar cualquier salpicadura, etc.).

Envío al laboratorio de referencia
Los laboratorios clínicos públicos y privados que identifiquen este agente están obligados a notificarlos semanalmente al Instituto de Salud Pública y enviar la información correspondiente en forma inmediata al Laboratorio de Referencia de Hepatitis donde se hará su registro correspondiente.

Las muestras de suero o plasma para confirmación deberán ser enviadas en un tubo plástico estéril, con tapa rosca e identificada con el nombre del paciente. Su envío deberá hacerse con material refrigerante para garantizar su conservación.

Toda la información requerida deberá enviarse en el “Formulario de Notificación de Hepatitis para envío muestras / vigilancia de laboratorios”, con los antecedentes completos, el que se encuentra disponible en la pagina web del Instituto de Salud Pública de Chile.

subir

volver

ISPCH