Sustancias ilícitas

La ley 20.000, publicada en el Diario Oficial el 16 de febrero de 2005, dispone que la incautación de presuntas drogas, directamente relacionadas con el tráfico de ilícitos de drogas, deba ser enviada a los Servicios de Salud, a fin de lograr su identificación y cuantificación, además de mantener en custodia por dos años las contramuestras y la destrucción de los excedentes.

El Instituto de Salud Pública de Chilel, a través del Subdepartamento Sustancias Ilícitas, conforme a convenio de marzo de 1997, recibe y analiza toda la presunta droga, a nivel nacional, a excepción de marihuana, cuyo análisis se efectúa en las diferentes regiones por los SEREMIS de Salud o Servicios de Salud. Desde este punto de vista, tiene un rol de referencia importante para las unidades de recepción de drogas y análisis de marihuana a nivel nacional.

Las metodologías recomendadas por las Naciones Unidas son utilizadas de manera rutinaria en la Sección Análisis de Drogas. En una primera etapa las muestras son sometidas a pruebas presuntivas, luego se confirma  su identidad   por métodos analíticos instrumentales y además son cuantificadas.

La información estadística generada en cuanto a número de decomisos y cantidad de sustancias incautadas  y destruidas se envía anualmente a la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), organismo perteneciente a Naciones Unidas, como un compromiso del estado de Chile.

ISPCH