ISP entrega recomendaciones para el buen uso y almacenamiento de medicamentos debido a las altas temperaturas

06/02/2020

Generalmente las temperaturas de conservación de los productos farmacéuticos pueden ser dos: temperatura ambiente (habitualmente bajo 30 °C) y Refrigeración (entre 2° y 8°).

La Dirección Meteorológica de Chile pronosticó que, para el verano de este año, existirán un mayor número de eventos extremos en las temperaturas y las olas de calor en el territorio nacional, en comparación con otros años. Es por esto, que el Instituto de Salud Pública de Chile (ISP), entrega recomendaciones para una buena conservación de los fármacos.

Las precauciones necesarias, sobre todo en pacientes con situaciones clínicas especiales, es el correcto almacenamiento de los medicamentos para así, asegurar su calidad y eficacia. Los principales grupos que son afectados por estas olas de calor son los ancianos, lactantes, niños, pacientes postrados y personas que usan medicamentos de uso crónico. Por lo tanto, requieren una mayor hidratación frente a las temperaturas extremas.

A continuación, los medicamentos que pueden influir en la aparición de complicaciones en los pacientes ante altas temperaturas:

Para autorizar la comercialización de un medicamento, el Instituto de Salud Pública exige, entre numerosos requisitos, la presentación de ensayos de estabilidad de acuerdo la Guía para la realización y presentación de estudios de estabilidad de productos farmacéuticos en Chile, la que está basada en estándares internacionales.

Los estudios de estabilidad son necesarios par asignar el periodo de eficacia de los productos farmacéuticos, así como las características que deben tener los envases que los contienen y las condiciones de almacenamiento que se debe respetar. Así, aseguran su potencia, identidad calidad y pureza, permanecen vigentes durante todo su periodo de eficacia.

Las condiciones de conversación de cada medicamento se indican en su envase. Generalmente las temperaturas de conservación pueden ser dos: temperatura ambiente (habitualmente bajo 30 °C y refrigeración (entre 2° y 8°).

Para asegurar que su medicamento no sufra algún deterioro, siga las siguientes recomendaciones: