OMS informa la erradicación mundial del poliovirus salvaje tipo 3 (WPV3)

En el marco del Día Mundial de la Poliomielitis celebrado el día 24 de octubre del 2019, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) anunciaron que la Comisión Global para la Certificación de Erradicación de la poliomielitis, ha certificado la erradicación global del poliovirus salvaje tipo 3 (WPV tipo 3). 
La poliomielitis es una enfermedad viral paralítica que afecta al Sistema Nervioso Central, derivada de la infección por poliovirus salvaje. Afecta con mayor frecuencia a los niños menores de cinco años.  En una proporción de 1 en 200 niños infectados por el virus, puede producir una parálisis irreversible por falta de estímulo neurológico de los músculos, es decir, la persona no puede mover las extremidades del cuerpo, o incluso puede morir debido a la parálisis de los músculos respiratorios. Existen tres tipos inmunológicos distintos del poliovirus salvaje (serotipos 1, 2 y 3). El tipo 2 fue declarado erradicado en el año 2015.  El tipo 1 sigue causando parálisis en 2 países del mundo (Afganistán y Paquistán). 
El virus de la polio es muy contagioso. Vive en la faringe y los intestinos de una persona infectada, la que puede excretar grandes cantidades del virus. Se propaga a través del consumo de alimentos o aguas contaminadas con deposiciones humanas o por contacto persona a persona, a través de las gotitas de secreción presentes en la tos o estornudos de una persona infectada. Este virus se propaga entre la población no vacunada, y la única manera de frenar esta circulación ha sido mediante la vacunación de todos los niños del mundo. El uso de la vacuna oral de poliovirus ha sido fundamental en este esfuerzo global de lograr la erradicación de los poliovirus. Según las definiciones de la OMS, mientras haya un solo niño infectado, los niños no vacunados de todos los países corren el riesgo de contraer poliomielitis.
La eliminación mundial del poliovirus tipo 3 es un logro y es un hito importante en el camino para erradicar todos los poliovirus.  Gracias al esfuerzo y compromiso de cada uno de los países y territorios del mundo, y otras importantes organizaciones, hoy podemos celebrar esta nueva victoria en la lucha contra la poliomielitis. Nuestro país ha contribuido llevando a cabo eficazmente el programa de vacunación anti poliomielítica, la vigilancia sobre los casos sospechosos de parálisis y la certificación de la ausencia de todo material biológico que pudiere contener poliovirus salvajes en los laboratorios y centros de investigación del país. Al respecto, el Instituto de Salud Pública de Chile a través de las unidades técnicas relacionadas al tema , en conjunto con MINSAL, ha contribuido y velado por años el cumplimiento de los objetivos de esta iniciativa de la OMS, disponiendo del diagnóstico oportuno de todo caso sospechosos de poliomielitis y liderando los planes de contención de este virus en todos los laboratorios a nivel nacional, entre otras tareas.
Michel Zaffran, Director del Programa Global de la Erradicación de la Poliomielitis de la OMS y la Dra. Arlene King, Presidenta de la Comisión Regional para la Certificación de la Erradicación de la Poliomielitis en la región de las Américas (RCC) realizaron un llamado a todos los países, para que sigan trabajando en la eliminación de todas las cepas restantes de WPV1 y también abordar el aumento de la circulación de virus derivado de vacuna (VDPV), que ha causado brotes de poliomielitis en algunos países que no logran coberturas vacunales apropiadas.

En el marco del Día Mundial de la Poliomielitis celebrado el día 24 de octubre del 2019, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) anunciaron que la Comisión Global para la Certificación de Erradicación de la poliomielitis, ha certificado la erradicación global del poliovirus salvaje tipo 3 (WPV tipo 3).

La poliomielitis es una enfermedad viral paralítica que afecta al Sistema Nervioso Central, derivada de la infección por poliovirus salvaje. Afecta con mayor frecuencia a los niños menores de cinco años.  En una proporción de 1 en 200 niños infectados por el virus, puede producir una parálisis irreversible por falta de estímulo neurológico de los músculos, es decir, la persona no puede mover las extremidades del cuerpo, o incluso puede morir debido a la parálisis de los músculos respiratorios. Existen tres tipos inmunológicos distintos del poliovirus salvaje (serotipos 1, 2 y 3). El tipo 2 fue declarado erradicado en el año 2015.  El tipo 1 sigue causando parálisis en 2 países del mundo (Afganistán y Paquistán).

El virus de la polio es muy contagioso. Vive en la faringe y los intestinos de una persona infectada, la que puede excretar grandes cantidades del virus. Se propaga a través del consumo de alimentos o aguas contaminadas con deposiciones humanas o por contacto persona a persona, a través de las gotitas de secreción presentes en la tos o estornudos de una persona infectada.

Este virus se propaga entre la población no vacunada, y la única manera de frenar esta circulación ha sido mediante la vacunación de todos los niños del mundo. El uso de la vacuna oral de poliovirus ha sido fundamental en este esfuerzo global de lograr la erradicación de los poliovirus. Según las definiciones de la OMS, mientras haya un solo niño infectado, los niños no vacunados de todos los países corren el riesgo de contraer poliomielitis.

La eliminación mundial del poliovirus tipo 3 es un logro y es un hito importante en el camino para erradicar todos los poliovirus.  Gracias al esfuerzo y compromiso de cada uno de los países y territorios del mundo, y otras importantes organizaciones, hoy podemos celebrar esta nueva victoria en la lucha contra la poliomielitis.

Chile ha contribuido llevando a cabo eficazmente el programa de vacunación anti poliomielítica, la vigilancia sobre los casos sospechosos de parálisis y la certificación de la ausencia de todo material biológico que pudiere contener poliovirus salvajes en los laboratorios y centros de investigación del país.

Al respecto, el Instituto de Salud Pública de Chile a través de las unidades técnicas relacionadas al tema , en conjunto con MINSAL, ha contribuido y velado por años el cumplimiento de los objetivos de esta iniciativa de la OMS, disponiendo del diagnóstico oportuno de todo caso sospechosos de poliomielitis y liderando los planes de contención de este virus en todos los laboratorios a nivel nacional, entre otras tareas.

Michel Zaffran, Director del Programa Global de la Erradicación de la Poliomielitis de la OMS y la Dra. Arlene King, Presidenta de la Comisión Regional para la Certificación de la Erradicación de la Poliomielitis en la región de las Américas (RCC) realizaron un llamado a todos los países, para que sigan trabajando en la eliminación de todas las cepas restantes de WPV1 y también abordar el aumento de la circulación de virus derivado de vacuna (VDPV), que ha causado brotes de poliomielitis en algunos países que no logran coberturas vacunales apropiadas.

Más información AQUÍ