Representantes del ISP participaron en reunión de Centros Colaboradores de OPS/OMS en Washington D.C.

Durante los días 22 y 23 de agosto se desarrolló en Washington D.C. una reunión de Centros Colaboradores de OPS/OMS, donde participaron representantes de varios Centros Colaboradores en materias de Salud Ocupacional, como NIOSH de Estados Unidos, FUNDACENTRO de Brasil, el Centro de Investigación del Cáncer Ocupacional de Canadá y el Instituto de Salud Pública de Chile (ISP), entre otros. También participaron autoridades de la OPS, de la OIT y de la OMS.

En la reunión, donde asistieron Patricio Miranda, jefe del Departamento Salud Ocupacional y Juan Alcaíno, jefe del Subdepto. Ambientes Laborales del ISP, se presentaron diversas temáticas relacionadas a la gestión de cada Centro Colaborador, donde se expusieron antecedentes sobre las Enfermedades Respiratorias, el Cáncer Ocupacional, la Protección de los Trabajadores de la Salud, la Promoción de la Salud de los Trabajadores, el Sector Informal, las Enfermedades Ocupacionales, los Sistemas de Información, el Cambio Climático, y la Erradicación de la Silicosis en Las Américas.

El Departamento Salud Ocupacional del Instituto de Salud Pública de Chile es Centro Colaborador de OPS/OMS desde la década de los 90’. La última Re-designación fue obtenida el año 2016, para el periodo 2016-2020, instancia en la cual se acordó un programa de trabajo que consta de siete actividades, siendo una de ellas la “Coordinación de la Iniciativa Regional para la Erradicación de la Silicosis en Las Américas”, la cual le ha correspondido gestionar al ISP dentro del continente.

Durante el desarrollo de este encuentro internacional, una de las actividades que le correspondió llevar a cabo al ISP fue la conducción del grupo de trabajo sobre la “Iniciativa Regional para la Erradicación de la Silicosis” en Las Américas, en la cual se trataron diversos aspectos presentes en el programa de trabajo respectivo.

Uno de los acuerdos alcanzados al interior de este grupo técnico corresponde a la necesidad de incorporar la Declaración de las Naciones Unidas sobre la Sílico-Tuberculosis (TBC) de 2018, haciendo énfasis en la prevención de la TBC en los trabajadores de la salud, y en la reducción significativa de los niveles de exposición a sílice en los lugares de trabajo, debido a la correlación existente con la reducción del riesgo de desarrollar silicosis, cáncer pulmonar y tuberculosis. Esta situación implicará un desafío importante para los países de la Región. Por ejemplo, se deberá propiciar el complemento de los programas de TBC con una mirada preventiva relacionada con la gestión de Salud Ocupacional.

Finalmente, el Dr. Patricio Miranda señaló “desde el punto de vista profesional, es altamente motivador asistir a este tipo de eventos de carácter internacional, en el cual participan connotados especialistas en diversos ámbitos de la gestión de la Salud Ocupacional. Esto permite adquirir nuevos conocimientos, establecer redes internacionales de contacto y conocer nuevas fuentes de información, lo que deberá favorecer el mejoramiento del nivel de la gestión institucional sobre estas materias, tanto en el plano nacional como internacional”.