Minsal anunció inversión de tres mil millones de pesos en nuevo test para detectar precozmente el Virus Papiloma Humano

El Cáncer Cervicouterino (CCU) es el tercer tipo de cáncer más frecuente en la población femenina de Chile, con una incidencia de 14,6 por cada 100.000 mujeres, mientras que la patología se presenta como la sexta causa de muerte entre las chilenas, con una tasa de mortalidad cruda de 7,1 por cada 100.000 mujeres. En concreto, cada año en Chile son diagnosticadas aproximadamente mil mujeres con esta enfermedad, y mueren cerca de 700 por la misma causa.

En este contexto y en el marco del cierre de la semana del Cáncer Cervicouterino, las autoridades ministeriales dieron a conocer la adquisición de un nuevo test de VPH, el cual estará disponible, a partir de septiembre, en 15 servicios de salud del país.

“Se trata de más de 90 mil test que estamos adquiriendo por un monto superior a los tres mil milones de pesos y que será gratuito. En primera instancia implementaremos el test en 15 servicios de salud del país para luego, progresivamente, ir implementándolo de manera tal que al 2020 esté en todo el territorio nacional”, dijo la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, quien agregó que “este test favorece el diagnóstico precoz del CCU y se sumará a la realización de papanicolau a la que pueden acceder todas las mujeres en los centros de salud primarios del país y a la vacuna del Papiloma Humano que hoy existe para niñas de cuarto básico y que a contar de este año, estará disponible también para niños”, dijo.

Por su parte, el Subsecretario de Redes Asistenciales, Luis Castillo, dijo que “ la adquisición de estos test conlleva también el refuerzo del recurso humano en atención primaria y también a nivel secundario, para el procesamiento de las muestras y el diagnóstico” y agregó que “ el papanicolau se realiza en todos los centros de atención primaria del país, de 08.00 a 17.00 horas, no obstante, hay recintos donde se ha extendido el horario hasta las 20.00 horas e inclusive, hasta los días sábado, mientras que hay otros en los cuales se hace el examen de manera espontánea. Asimismo, estamos implementando estrategias intra y extra muro, con el objetivo de facilitar el acceso de las mujeres a este examen y así detectar precozmente el cáncer cervicouterino”, aseguró.

Medio día de permiso laboral

En la oportunidad, las autoridades hicieron un llamado a hacer uso del medio día de permiso laboral para realizarse exámenes de medicina preventiva. “Actualmente las mujeres mayores de 40 años, cuyos contratos sean por un plazo superior a los 30 días, cuentan con medio día de permiso laboral –una vez al año-, para la realización del papanicolau o de una mamografía y en ese contexto, pueden acceder a centros de salud públicos o privados”, aseguraron.