ISP hace un llamado a utilizar sólo maquillaje registrado para Halloween

A pocos días del 31 de octubre, niños y adultos preparan sus disfraces para la tan esperada “noche de brujas”, siendo el maquillaje uno de los complementos infaltables  a la hora de completar el atuendo ideal.

Debido a esto, el Instituto de Salud Pública de Chile (ISP) hace un llamado a la población a comprar sólo productos que estén registrados y en el comercio formal, ya que el riesgo de utilizar maquillaje no autorizado es que pueden contener metales pesados, y en ciertos casos pueden provocar alergias inmediatas sobre todo cuando son usados cerca de los ojos.

En Chile el ISP, es el encargado del registro de los maquillajes, tanto para adultos como para niños, y con ese registro vela por la seguridad y calidad de los productos que se comercializan en el país.

Según, Inés Carreño, Jefa Subdepartamento Productos Cosméticos del ISP “en el país existen productos que ingresan en forma ilegal y pueden contener metales como plomo, níquel, cromo, u otros componentes reconocidos como tóxicos o cancerígenos. Las personas que compran en el comercio no establecido se exponen a efectos no deseados como irritación, alergias y daño a la piel”.

Los productos para utilizar en esta fiesta como, sangre falsa, pinta-caritas, pinturas flúor, entre otros, contienen diversos colorantes que pueden ser perjudiciales para la salud, por lo que es importante que los padres tomen ciertos resguardos para evitar daños.

Se recomienda probar el maquillaje antes de usarlo, poniendo una pequeña cantidad en el brazo del niño que lo va a utilizar. Si produce enrojecimiento, hinchazón u otros signos de irritación en el lugar donde se aplicó, se recomienda no continuar su uso.

Las recomendaciones de la autoridad sanitaria son:

  • No comprar estos productos en la calle.
  • Comprar maquillaje registrado que diga el número de registro del ISP.
  • Los ingredientes deben aparecer en el rótulo.
  • Si es importado debe indicar quién lo importa y quién lo distribuye al igual que el  fabricante.
  • Una vez comprado debe leer detenidamente el modo de uso, indicaciones y advertencias.
  • Y si va a utilizar en niños pequeños debe decir: “Permitido su uso en niños menores de 6 años”.
Tags:

ISPCH