ISP alerta sobre aumento en consumo de Fentermina de hasta un 2000%

Durante los últimos cuatro años la Fentermina se ha convertido en el medicamento más utilizado para adelgazar bajo las denominaciones comerciales Sentis, Elvenir y Obexol

 

Según un análisis reciente realizado por el Subdepartamento de Estudios y ETESA del Instituto de Salud Pública (ISP), la Fentermina, fármaco supresor del apetito, ha tenido un aumento explosivo en sus ventas en los últimos cuatro años. El análisis demostró que en diciembre del 2012 el total de unidades vendidas de este tipo de medicamentos fue de 3.565 y en agosto del 2016 fue de 800.280 unidades, subiendo un 2.000% la venta entre el primer mes (diciembre 2012) y el último mes del estudio (agosto 2016).
La Fentermina se vende bajo receta cheque y es un anorexígeno que actúa produciendo la disminución o supresión del apetito, estando indicado solamente para el tratamiento de la obesidad a corto plazo. 
“Este fármaco tiene un alto potencial de abuso, dependencia y de provocar síndrome de abstinencia. Entre las posibles reacciones adversas que produce se encuentran sensación de nerviosismo, insomnio, e incluso cuadros que revisten mayor gravedad, como hemorragia cerebral, trastorno psicótico e hipertensión pulmonar”, afirmó Juan Roldán, jefe del Subdepartamento de Farmacovigilancia del ISP.
El análisis abarcó además la venta total de Fentermina, Orlistat y Fenproporex, fármacos que tienen como efecto primario la pérdida de peso, dejando de lado los que tienen ese resultado como efecto secundario. El análisis de este tipo de medicamentos demostró que el año 2013 se vendieron 291.441 unidades, el año 2014 se vendieron 514.862 unidades, el año 2015 se vendieron 832.770 unidades, y hasta agosto de este año se habían vendido 715.400 unidades, con un total de 2.354.443 unidades vendidas en los últimos cuatro años. 
“Los medicamentos utilizados para tratar el sobrepeso y la obesidad suelen presentar problemas de efectividad y se han relacionado con situaciones de abuso por parte de las personas que lo utilizan, además de que pueden provocar serios efectos adversos. Estos fármacos deben ser utilizados bajo supervisión médica y sólo en pacientes con un índice de masa corporal mayor o igual a 30 kg/m2 (obesidad tipo 1) o pacientes con un índice de masa corporal superior a 27 kg/m2 (sobrepeso) que tengan otras patologías asociadas como diabetes o dislipidemias, que hayan intentado ya infructuosamente una disminución de peso con medidas dietéticas y cambios en el estilo de vida. Como ISP, hacemos un llamado a consumir estos medicamento únicamente bajo supervisión médica y sólo si es estrictamente necesario”, afirmó Roldán.
El fármaco Orlistat, inhibidor de la absorción de macronutrientes, cuya condición de venta es bajo receta médica, actúa impidiendo la absorción de un 30% de las grasas ingeridas y puede producir dolor abdominal, aumento de la defecación y provocar serios daños en el hígado. Por otra parte, el Fenproporex, vendido bajo receta cheque, cuenta entre sus principales efectos adversos el insomnio, la excitación nerviosa y taquicardia. 
Durante los años 2014 y 2015, en el Centro Nacional de Farmacovigilancia del ISP se recibieron 10 notificaciones de reacciones adversas asociadas a estos fármacos, de las cuales 5 correspondieron a Fentermina (falta de eficacia, taquicardias, equimosis, parestesia acompañada de hipoestesia, dificultad de concentración) y 5 a Orlistat (falta de eficacia, náuseas y vómitos). Las 10 notificaciones involucraron pacientes entre los 25 y 45 años, 8 de las cuales eran mujeres y dos hombres.  Fentermina se vende bajo distintas denominaciones comerciales, siendo las de mayores ventas Sentis, Elvenir y Obexol.
 

 

Según un análisis reciente realizado por el Subdepartamento de Estudios y ETESA del Instituto de Salud Pública (ISP), la Fentermina, fármaco supresor del apetito, ha tenido un aumento explosivo en sus ventas en los últimos cuatro años. El análisis demostró que en diciembre del 2012 el total de unidades vendidas de este tipo de medicamentos fue de 3.565 y en agosto del 2016 fue de 800.280 unidades, subiendo un 2.000% la venta entre el primer mes (diciembre 2012) y el último mes del estudio (agosto 2016).


La Fentermina se vende bajo receta cheque y es un anorexígeno que actúa produciendo la disminución o supresión del apetito, estando indicado solamente para el tratamiento de la obesidad a corto plazo. 


“Este fármaco tiene un alto potencial de abuso, dependencia y de provocar síndrome de abstinencia. Entre las posibles reacciones adversas que produce se encuentran sensación de nerviosismo, insomnio, e incluso cuadros que revisten mayor gravedad, como hemorragia cerebral, trastorno psicótico e hipertensión pulmonar”, afirmó Juan Roldán, jefe del Subdepartamento de Farmacovigilancia del ISP.


El análisis abarcó además la venta total de Fentermina, Orlistat y Fenproporex, fármacos que tienen como efecto primario la pérdida de peso, dejando de lado los que tienen ese resultado como efecto secundario. El análisis de este tipo de medicamentos demostró que el año 2013 se vendieron 291.441 unidades, el año 2014 se vendieron 514.862 unidades, el año 2015 se vendieron 832.770 unidades, y hasta agosto de este año se habían vendido 715.400 unidades, con un total de 2.354.443 unidades vendidas en los últimos cuatro años. 
“Los medicamentos utilizados para tratar el sobrepeso y la obesidad suelen presentar problemas de efectividad y se han relacionado con situaciones de abuso por parte de las personas que lo utilizan, además de que pueden provocar serios efectos adversos. Estos fármacos deben ser utilizados bajo supervisión médica y sólo en pacientes con un índice de masa corporal mayor o igual a 30 kg/m2 (obesidad tipo 1) o pacientes con un índice de masa corporal superior a 27 kg/m2 (sobrepeso) que tengan otras patologías asociadas como diabetes o dislipidemias, que hayan intentado ya infructuosamente una disminución de peso con medidas dietéticas y cambios en el estilo de vida. Como ISP, hacemos un llamado a consumir estos medicamento únicamente bajo supervisión médica y sólo si es estrictamente necesario”, afirmó Roldán.


El fármaco Orlistat, inhibidor de la absorción de macronutrientes, cuya condición de venta es bajo receta médica, actúa impidiendo la absorción de un 30% de las grasas ingeridas y puede producir dolor abdominal, aumento de la defecación y provocar serios daños en el hígado. Por otra parte, el Fenproporex, vendido bajo receta cheque, cuenta entre sus principales efectos adversos el insomnio, la excitación nerviosa y taquicardia. 


Durante los años 2014 y 2015, en el Centro Nacional de Farmacovigilancia del ISP se recibieron 10 notificaciones de reacciones adversas asociadas a estos fármacos, de las cuales 5 correspondieron a Fentermina (falta de eficacia, taquicardias, equimosis, parestesia acompañada de hipoestesia, dificultad de concentración) y 5 a Orlistat (falta de eficacia, náuseas y vómitos). Las 10 notificaciones involucraron pacientes entre los 25 y 45 años, 8 de las cuales eran mujeres y dos hombres.  Fentermina se vende bajo distintas denominaciones comerciales, siendo las de mayores ventas Sentis, Elvenir y Obexol.












 



ISPCH