MINSAL Y MINAGRI firman Plan Nacional contra resistencia a los antimicrobianos

 

El día jueves 9 de noviembre se realizó la firma interministerial del Plan Nacional Contra la Resistencia a los Antimicrobianos entre el Ministerio de Salud (MINSAL) y el Ministerio de Agriocultura (MINAGRI) en las dependencias de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). En la instancia, participaron autoridades del Departamento Laboratorio Biomédico Nacional y de Referencia, y del Departamento Agencia Nacional de Medicamentos de Chile del Instituto de Salud Pública de Chile (ISP).
La firma del Plan Nacional Contra la Resistencia a los Antimicrobianos, representa un paso histórico para el desarrollo de las medidas de contención de la diseminación de la resistencia a los antibióticos en Chile, ya que ésta es una gran amenaza para la salud pública mundial, porque pone en peligro la capacidad para tratar las enfermedades infecciosas.
El objetivo del Plan Nacional Contra Resistencia a los Antibióticos, consiste en velar por la continuidad al mayor plazo posible del éxito de la prevención y el tratamiento de las enfermedades infecciosas con medicamentos eficaces, seguros, de calidad garantizada, utilizados de forma responsable, y accesibles a todas las personas que los necesiten. Chile ratificó este acuerdo, comprometiéndose a diseñar un Plan Nacional de acción. 
El Instituto de Salud Pública, tiene un rol fundamental dentro de este plan, ya que es el laboratorio Nacional de Referencia el que ve los estudios de la resistencia antimicrobiana  y como parte de este plan, ejercería las acciones de capacitación, difusión y confirmación de laboratorio. Lo anterior, a través  de la  búsqueda de mecanismos de resistencia en estos aislamientos de origen humano-animal.   
La resistencia antimicrobiana no sólo afecta la salud humana, sino también a la salud animal, la agricultura, el medio ambiente y el comercio. El uso inapropiado e indiscriminado de los antimicrobianos y el escaso control de infecciones son los factores principales que contribuyen a la emergencia de cepas resistentes, pero el problema es complejo e involucra múltiples elementos interrelacionados. Por lo tanto, las intervenciones aisladas tienen poco impacto y se requieren acciones coordinadas entre los involucrados para lograr los resultados esperados.
Los aspectos relevantes a incluir en el desarrollo de este plan son: la vigilancia de la resistencia a los antimicrobianos coordinando múltiples sectores interministeriales bajo el concepto de “Una Salud”, el desarrollo de actividades de prevención y control de infecciones asociadas a la atención en salud, la capacitación en la materia de los profesionales de salud y fortalecer la concientización en la población general. Otro aspecto fundamental es el control del uso racional de antimicrobianos en la atención en salud y la producción masiva de alimentos en nuestro país.

 

El día jueves 9 de noviembre se realizó la firma interministerial del Plan Nacional Contra la Resistencia a los Antimicrobianos entre el Ministerio de Salud (MINSAL) y el Ministerio de Agriocultura (MINAGRI) en las dependencias de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). En la instancia, participaron autoridades del Departamento Laboratorio Biomédico Nacional y de Referencia, y del Departamento Agencia Nacional de Medicamentos de Chile del Instituto de Salud Pública de Chile (ISP).

La firma del Plan Nacional Contra la Resistencia a los Antimicrobianos, representa un paso histórico para el desarrollo de las medidas de contención de la diseminación de la resistencia a los antibióticos en Chile, ya que ésta es una gran amenaza para la salud pública mundial, porque pone en peligro la capacidad para tratar las enfermedades infecciosas.

El objetivo del Plan Nacional Contra Resistencia a los Antibióticos, consiste en velar por la continuidad al mayor plazo posible del éxito de la prevención y el tratamiento de las enfermedades infecciosas con medicamentos eficaces, seguros, de calidad garantizada, utilizados de forma responsable, y accesibles a todas las personas que los necesiten. Chile ratificó este acuerdo, comprometiéndose a diseñar un Plan Nacional de acción. 

El Instituto de Salud Pública, tiene un rol fundamental dentro de este plan, ya que es el laboratorio Nacional de Referencia el que ve los estudios de la resistencia antimicrobiana  y como parte de este plan, ejercería las acciones de capacitación, difusión y confirmación de laboratorio. Lo anterior, a través  de la  búsqueda de mecanismos de resistencia en estos aislamientos de origen humano-animal. 

La resistencia antimicrobiana no sólo afecta la salud humana, sino también a la salud animal, la agricultura, el medio ambiente y el comercio. El uso inapropiado e indiscriminado de los antimicrobianos y el escaso control de infecciones son los factores principales que contribuyen a la emergencia de cepas resistentes, pero el problema es complejo e involucra múltiples elementos interrelacionados. Por lo tanto, las intervenciones aisladas tienen poco impacto y se requieren acciones coordinadas entre los involucrados para lograr los resultados esperados.

Los aspectos relevantes a incluir en el desarrollo de este plan son: la vigilancia de la resistencia a los antimicrobianos coordinando múltiples sectores interministeriales bajo el concepto de “Una Salud”, el desarrollo de actividades de prevención y control de infecciones asociadas a la atención en salud, la capacitación en la materia de los profesionales de salud y fortalecer la concientización en la población general. Otro aspecto fundamental es el control del uso racional de antimicrobianos en la atención en salud y la producción masiva de alimentos en nuestro país.

ISPCH