Sepa cuáles son los productos registrados por el ISP para combatir y prevenir los piojos

Existen productos que dicen prevenir y tratar la pediculosis, sin embargo no están registrados por el ISP. Su utilización incluso podría hacerlos inmunes a tratamientos.

 

 

Ver a un niño rascarse la cabeza enérgicamente es una escena común durante los primeros meses de clases, y el motivo tiene culpables: los piojos, que causan pediculosis, una enfermedad que no distingue barreras socioeconómicas, culturales ni geográficas, y su aparición no involucra necesariamente malos hábitos de higiene. De hecho, en Chile persiste como un problema de salud pública: afecta a más de 15% de la población general, y a más de un 30% de los niños en edad escolar. Una pesadilla hecha realidad para padres y para los establecimientos escolares de no tratarse a tiempo.
Es por esto que el Instituto de Salud Pública de Chile (ISP) hace un llamado a adquirir productos autorizados para combatir y prevenir la pediculosis, en formatos de champú, lociones o espumas. Los de origen natural, como la Quassia, se pueden utilizar tanto para prevenir como tratar, y los de origen sintético, como los a base de Permetrina o Decametrina, exclusivamente para combatir los piojos. Al tratarse de productos de acción terapéutica, es obligatorio que cuenten con registro sanitario del ISP. 
Ojo con los productos no registrados por el ISP 
A pesar de las opciones registradas en el ISP, existen productos que indican ser útiles para la prevención o que cuentan con propiedades terapéuticas para la pediculosis. Sin embargo, no están registrados por el ISP, por lo que no se ha comprobado su calidad, eficacia ni seguridad.
“Utilizar productos sin registro sanitario del ISP para combatir una enfermedad, como la pediculosis, podría provocar que los insectos, en todos sus estados de desarrollo, no sean eliminados, que más personas se contagien, y eventualmente no responder a futuros tratamientos, dificultando su erradicación”, dijo Christian González, biólogo del Laboratorio de Entomología Médica del ISP.
Es importante recalcar que los productos destinados exclusivamente para el tratamiento de la pediculosis deben usarse por un periodo acotado, siguiendo las indicaciones del fabricante, ya que por su composición, pueden resultar tóxicos si se usan de forma prolongada.
¿Qué hacer en caso de pediculosis?
Si se da un caso de pediculosis en el colegio o en la casa, se debe examinar el pelo y el cuero cabelludo de toda la familia, y hacer revisiones periódicas a los niños, en busca de piojos y liendres, éstas últimas vitales para detener la infestación.
Al aplicar el tratamiento, se recomienda hacerlo sobre el pelo seco, porque el agua podría disminuir la eficacia del producto. En caso de dudas sobre la aplicación, consultar al Químico Farmacéutico o seguir las instrucciones del folleto autorizado para el producto.
También, se deben hervir o limpiar con un producto adecuado como el empleado en el tratamiento, los elementos utilizados para la remoción de los piojos y que se usen comúnmente en el pelo, como peinetas y colets. Las sábanas, ropa y toallas no deben compartirse y deben lavarse a temperaturas sobre los 60 °C. En caso de poseer prendas que no se puedan lavar, aislarlas en una bolsa cerrada durante 72 horas y luego aspirar. 
Es importante destacar que no es necesario cortar el cabello del afectado, ya que no influye en la prevención ni tratamiento. Tampoco se recomienda usar formulaciones caseras para la erradicación de los piojos, como vinagre, parafina o plaguicidas no destinados para uso humano, ya que se ha comprobado que no son efectivos y son altamente irritantes o tóxicos. 
Productos autorizados
Actualmente existen 28 productos en el mercado registrados como pediculicidas, que sirven tanto para el tratamiento de la enfermedad o para su prevención, o ambos.

 

Ver a un niño rascarse la cabeza enérgicamente es una escena común durante los primeros meses de clases, y el motivo tiene culpables: los piojos, que causan pediculosis, una enfermedad que no distingue barreras socioeconómicas, culturales ni geográficas, y su aparición no involucra necesariamente malos hábitos de higiene. De hecho, en Chile persiste como un problema de salud pública: afecta a más de 15% de la población general, y a más de un 30% de los niños en edad escolar. Una pesadilla hecha realidad para padres y para los establecimientos escolares de no tratarse a tiempo.

Es por esto que el Instituto de Salud Pública de Chile (ISP) hace un llamado a adquirir productos autorizados para combatir y prevenir la pediculosis, en formatos de champú, lociones o espumas. Los de origen natural, como la Quassia, se pueden utilizar tanto para prevenir como tratar, y los de origen sintético, como los a base de Permetrina o Decametrina, exclusivamente para combatir los piojos. Al tratarse de productos de acción terapéutica, es obligatorio que cuenten con registro sanitario del ISP. 

Ojo con los productos no registrados por el ISP A pesar de las opciones registradas en el ISP, existen productos que indican ser útiles para la prevención o que cuentan con propiedades terapéuticas para la pediculosis. Sin embargo, no están registrados por el ISP, por lo que no se ha comprobado su calidad, eficacia ni seguridad.

“Utilizar productos sin registro sanitario del ISP para combatir una enfermedad, como la pediculosis, podría provocar que los insectos, en todos sus estados de desarrollo, no sean eliminados, que más personas se contagien, y eventualmente no responder a futuros tratamientos, dificultando su erradicación”, dijo Christian González, biólogo del Laboratorio de Entomología Médica del ISP.

Es importante recalcar que los productos destinados exclusivamente para el tratamiento de la pediculosis deben usarse por un periodo acotado, siguiendo las indicaciones del fabricante, ya que por su composición, pueden resultar tóxicos si se usan de forma prolongada.

¿Qué hacer en caso de pediculosis?

Si se da un caso de pediculosis en el colegio o en la casa, se debe examinar el pelo y el cuero cabelludo de toda la familia, y hacer revisiones periódicas a los niños, en busca de piojos y liendres, éstas últimas vitales para detener la infestación.

Al aplicar el tratamiento, se recomienda hacerlo sobre el pelo seco, porque el agua podría disminuir la eficacia del producto. En caso de dudas sobre la aplicación, consultar al Químico Farmacéutico o seguir las instrucciones del folleto autorizado para el producto.

También, se deben hervir o limpiar con un producto adecuado como el empleado en el tratamiento, los elementos utilizados para la remoción de los piojos y que se usen comúnmente en el pelo, como peinetas y colets. Las sábanas, ropa y toallas no deben compartirse y deben lavarse a temperaturas sobre los 60 °C. En caso de poseer prendas que no se puedan lavar, aislarlas en una bolsa cerrada durante 72 horas y luego aspirar. 

Es importante destacar que no es necesario cortar el cabello del afectado, ya que no influye en la prevención ni tratamiento. Tampoco se recomienda usar formulaciones caseras para la erradicación de los piojos, como vinagre, parafina o plaguicidas no destinados para uso humano, ya que se ha comprobado que no son efectivos y son altamente irritantes o tóxicos. 

Productos autorizadosActualmente existen 28 productos en el mercado registrados como pediculicidas, que sirven tanto para el tratamiento de la enfermedad o para su prevención, o ambos.

ORÍGEN SINTÉTICO

1.       DECAMETRINA SHAMPOO 0,02% 

2.       DECAMETRINA LOCIÓN 0,02% 

3.       PERMETRINA CHAMPÚ PEDICULICIDA 1%

4.       KILNITS SHAMPOO 1%

5.       LIMPID SHAMPOO PEDICULICIDA

6.       COLPURIL SHAMPOO PEDICULICIDA

7.       DECAMETRINA SHAMPOO 0,02%

8.       DECAMETRINA LOCIÓN TÓPICA 0,02%

9.       LAUNOL PLUS SHAMPOO

10.     DECAMETRINA SHAMPOO Y LOCIÓN 0,02%

11.     PERMETRINA SHAMPOO 1%

12.     KILNITS CREMA 1%

13.     DECAMETRINA/PIPERONIL BUTÓXIDO LOCIÓN

14.     DECAMETRINA/PIPERONIL BUTÓXIDO SHAMPOO

16.     COLPURIL PLUS CHAMPÚ

17.     NOLAIS SHAMPOO 1%

20.     NOLAIS CREMA CAPILAR 1%

21.    LAUNOL SHAMPOO

22.   COLPURIL PLUS LAVABLE LOCIÓN CAPILAR

23.   LAUNOL LOCIÓN

24.   PERMETRINA SHAMPOO 1%

25.   CROTAMITON LOCIÓN 10%

26.   CROTAMITON CREMA 10%

28.   EURAX CREMA TÓPICA AL 10%

 

ORÍGEN NATURAL

15.   QUASSIA CHAMPÚ 4 %

18.   QUASSIA SHAMPOO 4%

19.   QUASSIA BÁLSAMO 4%

27.   QUASSIA SHAMPOO 4% (QUASSIA AMARA L.)

ISPCH