Minsal e ISP llaman a los empleadores a proteger a sus trabajadores de la radiación UV

Salud laboral
A la fecha no hay registro que un importador o fabricante chileno haya solicitado la validación de la certificación extranjera de los Elementos de Protección Personal con filtro UV. Las autoridades también enfatizaron en el buen uso del protector solar.

El Subsecretario de Salud, Dr. Jaime Burrows y el Director del Instituto de Salud Pública de Chile, Dr. Alex Figueroa, hicieron un llamado a los empresarios a registrar los Elementos de Protección Personal UV, debido que a la fecha, no existe ropa o prendas de vestir certificadas por el ISP que protejan contra la radiación ultravioleta.
La ley N°20.096 establece los mecanismos de control aplicables a las sustancias agotadoras de la capa de ozono e indica que los empleadores deberán adoptar las medidas necesarias para proteger eficazmente a los trabajadores que puedan estar expuestos a la radiación ultravioleta solar. 
El Director del ISP explicó que el Instituto de Salud Pública de Chile tiene la competencia para validar la certificación de elementos de protección personal y accesorios con protección UV, obtenidos en el extranjero o bien los que se fabrican en Chile, implementando el Registro de Fabricante e Importadores (RFI).
“Hoy es una obligación legal de cada empleador comprar para sus trabajadores elementos de protección personal que hayan sido validados por el ISP. Por lo tanto hacemos un llamado a los empleadores de trabajadores/as que se exponen a radiación ultravioleta, como minería, aseo de jardines, construcción y otras actividades de servicio,  a cumplir con esto, y a quienes importan o fabrican, registrar esos productos en el ISP, porque tenemos la convicción que eso hoy no se está haciendo y es clave para proteger la salud de los trabajadores” agregó el Dr. Alex Figueroa.
El Subsecretario de Salud enfatizó  que es muy importante tener la certeza que la protección de los trabajadores/as está validada, porque de no ser así las personas se están exponiendo a daños importantes en la piel y sobre todo enfermedades severas como el cáncer a la piel, el que ha aumentado en el último tiempo.
Para la protección, actualmente existe una gama de productos que de estar certificados sirven eficazmente, como lentes con filtro UV, camisas manga larga, gorros legionarios, pantalones,  cubre nucas adosarles al casco, mangas de protección, sin embargo actualmente en el registro solo hay algunas cremas con protección UV y lentes con filtro contra radiación UV.
Protectores solares
Las autoridades también hicieron un llamado a la población en general a cuidarse en este tema. Por lo mismo recomendaron usar en este tiempo el cuadro de radiación ultravioleta diario que entrega la Dirección Meteorológica de Chile, información clave para prepararse a la exposición solar. 
Una de las formas más seguras para la protección UV y que debe exigirla cada trabajador y además aplicarla las personas en su día a día, es utilizar el protector solar más apropiado. 
A la fecha el Instituto de Salud Pública cuenta con 920 protectores solares registrados, que han sido evaluados en cuanto a su seguridad y eficacia en relación a la protección UVB que ofrece cada producto.
Las recomendaciones de las autoridades fueron claras al momento de adquirir un protector solar. Lo primero es  fijarse en el registro ISP, el que debe estar en el envase primario o en la caja externa. En segundo lugar, el rótulo del producto debe estar en español, señalando claramente el Factor de Protección Solar (FPS), debe también indicar el lapso de tiempo en que se debe re-aplicar el producto, indicar la fórmula del producto, su forma de uso, fecha de vencimiento y la advertencia que los niños  pequeños no se deben exponer al sol. 
Para la selección del Factor de Protección Solar (FPS) adecuado, se debe considerar principalmente la intensidad de la radiación (IUV), el tiempo de exposición y el tipo de piel de la persona expuesta.
El protector solar debe ser aplicado en cantidad suficiente para que proteja adecuadamente. Es recomendado una cucharadita para cada extremidad,  cubriendo completamente todas las áreas expuestas de la piel al menos 30 minutos antes de la exposición al sol.
Recomendaciones generales :
En el caso de los trabajadores, el Instituto de Salud Pública de Chile, recomienda utilizar los elementos de protección personal contra la radiación ultravioleta con registro ISP (protectores solares, ropa y telas, dispositivos, lentes con filtro UV o de policarbonato y protector solar con (FPS) entre 15 y  50+,  según el fenotipo de piel y el tiempo de exposición). Además de medidas preventivas de tipo ingenieriles como por ejemplo: techos, toldos, carpas etc. y medidas administrativas que establecen tiempos de exposición al sol y horarios específicos.
-Para la población en general se recomienda el uso de cremas protectoras con factor UVB Y UVA, cada vez que se exponga a la radiación solar, sin embargo, lo mejor es no exponerse al sol en horas peak, donde hay mayor índice de radiación ultravioleta, sobre todo en los pequeños de seis meses.
 -Cada persona debe utilizar los protectores solares media hora antes de exponerse al sol para que se forme una película en la piel que tenga el efecto de protección, en una aplicación de dos milígramos por cms2 de piel y cada dos horas.

El Subsecretario de Salud, Dr. Jaime Burrows y el Director del Instituto de Salud Pública de Chile, Dr. Alex Figueroa, hicieron un llamado a los empresarios a registrar los Elementos de Protección Personal UV, debido que a la fecha, no existe ropa o prendas de vestir certificadas por el ISP que protejan contra la radiación ultravioleta.

La ley N°20.096 establece los mecanismos de control aplicables a las sustancias agotadoras de la capa de ozono e indica que los empleadores deberán adoptar las medidas necesarias para proteger eficazmente a los trabajadores que puedan estar expuestos a la radiación ultravioleta solar. 

El Director del ISP explicó que el Instituto de Salud Pública de Chile tiene la competencia para validar la certificación de elementos de protección personal y accesorios con protección UV, obtenidos en el extranjero o bien los que se fabrican en Chile, implementando el Registro de Fabricante e Importadores (RFI).

“Hoy es una obligación legal de cada empleador comprar para sus trabajadores elementos de protección personal que hayan sido validados por el ISP. Por lo tanto hacemos un llamado a los empleadores de trabajadores/as que se exponen a radiación ultravioleta, como minería, aseo de jardines, construcción y otras actividades de servicio,  a cumplir con esto, y a quienes importan o fabrican, registrar esos productos en el ISP, porque tenemos la convicción que eso hoy no se está haciendo y es clave para proteger la salud de los trabajadores” agregó el Dr. Alex Figueroa.


El Subsecretario de Salud enfatizó  que es muy importante tener la certeza que la protección de los trabajadores/as está validada, porque de no ser así las personas se están exponiendo a daños importantes en la piel y sobre todo enfermedades severas como el cáncer a la piel, el que ha aumentado en el último tiempo.


Para la protección, actualmente existe una gama de productos que de estar certificados sirven eficazmente, como lentes con filtro UV, camisas manga larga, gorros legionarios, pantalones,  cubre nucas adosarles al casco, mangas de protección, sin embargo actualmente en el registro solo hay algunas cremas con protección UV y lentes con filtro contra radiación UV.

Protectores solares

Las autoridades también hicieron un llamado a la población en general a cuidarse en este tema. Por lo mismo recomendaron usar en este tiempo el cuadro de radiación ultravioleta diario que entrega la Dirección Meteorológica de Chile, información clave para prepararse a la exposición solar. 

Una de las formas más seguras para la protección UV y que debe exigirla cada trabajador y además aplicarla las personas en su día a día, es utilizar el protector solar más apropiado. 

A la fecha el Instituto de Salud Pública cuenta con 920 protectores solares registrados, que han sido evaluados en cuanto a su seguridad y eficacia en relación a la protección UVB que ofrece cada producto.

Las recomendaciones de las autoridades fueron claras al momento de adquirir un protector solar. Lo primero es  fijarse en el registro ISP, el que debe estar en el envase primario o en la caja externa. En segundo lugar, el rótulo del producto debe estar en español, señalando claramente el Factor de Protección Solar (FPS), debe también indicar el lapso de tiempo en que se debe re-aplicar el producto, indicar la fórmula del producto, su forma de uso, fecha de vencimiento y la advertencia que los niños  pequeños no se deben exponer al sol. 

Para la selección del Factor de Protección Solar (FPS) adecuado, se debe considerar principalmente la intensidad de la radiación (IUV), el tiempo de exposición y el tipo de piel de la persona expuesta.

El protector solar debe ser aplicado en cantidad suficiente para que proteja adecuadamente. Es recomendado una cucharadita para cada extremidad,  cubriendo completamente todas las áreas expuestas de la piel al menos 30 minutos antes de la exposición al sol.

Recomendaciones generales 

En el caso de los trabajadores, el Instituto de Salud Pública de Chile, recomienda utilizar los elementos de protección personal contra la radiación ultravioleta con registro ISP (protectores solares, ropa y telas, dispositivos, lentes con filtro UV o de policarbonato y protector solar con (FPS) entre 15 y  50+,  según el fenotipo de piel y el tiempo de exposición).

Además de medidas preventivas de tipo ingenieriles como por ejemplo: techos, toldos, carpas etc. y medidas administrativas que establecen tiempos de exposición al sol y horarios específicos.

Para la población en general se recomienda el uso de cremas protectoras con factor UVB Y UVA, cada vez que se exponga a la radiación solar, sin embargo, lo mejor es no exponerse al sol en horas peak, donde hay mayor índice de radiación ultravioleta, sobre todo en los pequeños de seis meses.

 Cada persona debe utilizar los protectores solares media hora antes de exponerse al sol para que se forme una película en la piel que tenga el efecto de protección, en una aplicación de dos milígramos por cms2 de piel y cada dos horas.

ISPCH