Por qué debemos leer la composición de los artículos escolares

02/03/2015

Seguridad Química:
Nuestra normativa restringe el uso de ciertos productos que pueden afectar la salud de los niños

 

Las Seremis de Salud regionales, están permanentemente fiscalizando que los útiles escolares que están a la venta en el mercado cumplan con la normativa vigente de carácter obligatoria contemplada en los Decretos Supremos 754, 374 y 144  ¿Pero por qué debemos leer y fijarnos en su composición?.
El ISP, organismo que analiza los componentes de los productos, a través de su área de Química Ambiental del Departamento de Salud Ambiental recibe las muestras derivadas desde la Autoridad Sanitaria y así determinar la composición que presentan y si existe algún elemento de riesgo para la salud.
En Chile está restringido el uso de elementos como el tolueno en adhesivos y pegamentos, delimitan el máximo de plomo en pinturas que se aplica también a los útiles  escolares usados para pintar (témperas, acuarelas, lápices de colores etc.), y el que prohíbe el uso de solventes orgánicos, solventes puros o la mezcla de ellos y si alguno de esos útiles contiene alguno de estos elementos, evite usarlos y así no se arriesgará.
Algunos de los riesgos que estos componentes revisten para la población son altos, especialmente considerando que son utilizados por niños.
El caso del plomo
La pintura que contiene plomo es una fuente de exposición ya que conforme se deteriora, se remueve o se descascara (p. ej., al hacer trabajos de renovación), o bien se pulveriza debido a la fricción (p. ej., en los marcos de ventanas, puertas y escalones), se puede contaminar el polvo y el suelo circundante, el plomo puede entonces entrar al cuerpo por la vía mano-boca. Si un artículo escolar contiene plomo el ingreso al organismo se realizará también por esta misma vía.
 
En el caso del plomo, un niño que ingiere grandes cantidades de plomo puede desarrollar anemia, daño al riñón, cólicos, debilidad muscular y daño cerebral y, eventualmente puede fallecer.  Si un niño ingiere cantidades de plomo más bajas, puede que sufra alteraciones de menos gravedad, pero aún importantes en la sangre, en el desarrollo y el comportamiento.  En niveles de exposición aún más bajos, el plomo puede afectar el desarrollo físico y mental de un niño
El caso de los solventes
Se hace hincapié en los adhesivos y pegamentos que presentan en su etiqueta la leyenda: “Úsese En Ambientes Ventilados” "La Inhalación Frecuente Y Prolongada De Este Producto Genera Daños Irreparables A La Salud" debido a que la inhalación frecuente y prolongada de este producto genera daños irreparables a la salud. Así, No deben ser utilizados por niños y niñas, porque contienen sustancias tóxicas que pueden generar severos daños a su salud y su venta está prohibida por ley a menores de 18 años.
Por ejemplo, el tolueno que puede ser aspirado por los escolares a través del uso de pegamentos, pinturas o solventes puede producir efectos sobre el sistema nervioso central y periférico, además de pérdida de control muscular, pérdida de la memoria y del equilibrio y disminución de la capacidad intelectual. Algunas de estas alteraciones pueden durar mucho tiempo después de que el tolueno ha abandonado el cuerpo.

Las Seremis de Salud regionales, están permanentemente fiscalizando que los útiles escolares que están a la venta en el mercado cumplan con la normativa vigente de carácter obligatoria contemplada en los Decretos Supremos 754, 374 y 144  ¿Pero por qué debemos leer y fijarnos en su composición?.
El ISP, organismo que analiza los componentes de los productos, a través de su área de Química Ambiental del Departamento de Salud Ambiental recibe las muestras derivadas desde la Autoridad Sanitaria y así determinar la composición que presentan y si existe algún elemento de riesgo para la salud.
En Chile está restringido el uso de elementos como el tolueno en adhesivos y pegamentos, delimitan el máximo de plomo en pinturas que se aplica también a los útiles  escolares usados para pintar (témperas, acuarelas, lápices de colores etc.), y el que prohíbe el uso de solventes orgánicos, solventes puros o la mezcla de ellos y si alguno de esos útiles contiene alguno de estos elementos, evite usarlos y así no se arriesgará.Algunos de los riesgos que estos componentes revisten para la población son altos, especialmente considerando que son utilizados por niños.
El caso del plomo
La pintura que contiene plomo es una fuente de exposición ya que conforme se deteriora, se remueve o se descascara (p. ej., al hacer trabajos de renovación), o bien se pulveriza debido a la fricción (p. ej., en los marcos de ventanas, puertas y escalones), se puede contaminar el polvo y el suelo circundante, el plomo puede entonces entrar al cuerpo por la vía mano-boca. Si un artículo escolar contiene plomo el ingreso al organismo se realizará también por esta misma vía. En el caso del plomo, un niño que ingiere grandes cantidades de plomo puede desarrollar anemia, daño al riñón, cólicos, debilidad muscular y daño cerebral y, eventualmente puede fallecer.  Si un niño ingiere cantidades de plomo más bajas, puede que sufra alteraciones de menos gravedad, pero aún importantes en la sangre, en el desarrollo y el comportamiento.  En niveles de exposición aún más bajos, el plomo puede afectar el desarrollo físico y mental de un niño
El caso de los solventes
Se hace hincapié en los adhesivos y pegamentos que presentan en su etiqueta la leyenda: “Úsese En Ambientes Ventilados” "La Inhalación Frecuente Y Prolongada De Este Producto Genera Daños Irreparables A La Salud" debido a que la inhalación frecuente y prolongada de este producto genera daños irreparables a la salud. Así, No deben ser utilizados por niños y niñas, porque contienen sustancias tóxicas que pueden generar severos daños a su salud y su venta está prohibida por ley a menores de 18 años.
Por ejemplo, el tolueno que puede ser aspirado por los escolares a través del uso de pegamentos, pinturas o solventes puede producir efectos sobre el sistema nervioso central y periférico, además de pérdida de control muscular, pérdida de la memoria y del equilibrio y disminución de la capacidad intelectual. Algunas de estas alteraciones pueden durar mucho tiempo después de que el tolueno ha abandonado el cuerpo.

AdjuntoTamaño
UTILES ESCOLARES _MINSAL_2015.pdf643 KB