Desarrollan estudio para medir incidencia de la Vacuna Antineumocócica en el control de la neumonía infantil en Chile

Instituto de Salud Pública y Organización Panamericana de la Salud:
Esta semana se conocerá informe preliminar de resultados, en tanto las conclusiones finales, se conocerán el primer trimestre de 2014.

La vacuna neumocócica se incluyó en el Programa Ampliado de Inmunizaciones en enero del año 2011 y se administra en niños a los 2, 4 y 12 meses.
Determinar el impacto de la vacuna antineumocócica conjugada (PCV) en las hospitalizaciones y fallecidos por neumonía en Chile posterior a su introducción en el Programa Nacional de Inmunizaciones (PNI), es el objetivo del estudio que desarrolla el Instituto de Salud Pública de Chile en conjunto con la Organización Panamericana de la Salud.
La investigación se titula “Estudio longitudinal para estimar el impacto de la vacuna antineumocócica (PCV) en la hospitalización y muertes causadas por neumonía infantil en Chile”. 
El estudio es desarrollado por la Dra. Ana Luisa Bierrenbach, consultora de OPS Washington, junto a los profesionales del ISP, Dra. Janepsy Diaz, Jefa Departamento de Asuntos Científicos; Dra. Solana Terrazas, asesor científico del  Subdepartamento de Estudios y ETESA; y la bioestadística Andrea Canals, del Subdepartamento de Vigilancia de Laboratorio.
El trabajo comenzó en agosto. Esta semana se dará a conocer un informe preliminar de resultados, en tanto que las conclusiones finales de la investigación se conocerán durante el primer trimestre del año 2014.
Al respecto, la Dra. Terrazas explicó que el estudio propuesto utilizará las bases de datos nacionales administradas por el DEIS del Ministerio de Salud de Chile (MINSAL), con las cuales se reconstruirá  la cohorte de niños nacidos vivos entre los años 2010 y 2011, sus vacunas PCV recididas, las hospitalizaciones y las defunciones por neumonía.
Con datos del Sistema de Vigilancia de Laboratorio del  Instituto de Salud Pública (ISP), se analizará el número de aislamientos de neumococo en niños menores de 2 años en los períodos pre y post introducción de vacuna PCV.
La vigilancia de laboratorio que se hace en el ISP permitirá hacer un seguimiento exhaustivo de los casos de enfermedad neumocócica invasora. Ello podría ayudar a detectar, por ejemplo, el fenómeno de reemplazo en los serotipos causantes de la enfermedad neumocócica invasora, esto es, identificar a tiempos que serotipos que no estén incluidos en la vacuna antineumocócica empiecen a tener importancia en la epidemiología de las enfermedades neumocócicas invasoras.
La neumonía es una de las causas relevantes de morbilidad y mortalidad en niños en Latinoamérica. Los ensayos clínicos en países desarrollados y en vías de desarrollo han demostrado que la vacuna antineumocócica conjugada es eficaz contra la neumonía y otros diagnósticos causados por Streptococcus pneumoniae, como la enfermedad Neumocócica Invasora (ENI). 
Otros estudios similares se están haciendo  en países de Latinoamérica para evaluar la efectividad de la vacunación con PCV. Sin embargo, en los países de ingreso medio con carga de enfermedad alta, que permiten demostrar el efecto de la vacunación con PCV en la reducción de morbimortalidad, son escasos.

La vacuna neumocócica se incluyó en el Programa Ampliado de Inmunizaciones en enero del año 2011 y se administra en niños a los 2, 4 y 12 meses.

Determinar el impacto de la vacuna antineumocócica conjugada (PCV) en las hospitalizaciones y fallecidos por neumonía en Chile posterior a su introducción en el Programa Nacional de Inmunizaciones (PNI), es el objetivo del estudio que desarrolla el Instituto de Salud Pública de Chile en conjunto con la Organización Panamericana de la Salud.

La investigación se titula “Estudio longitudinal para estimar el impacto de la vacuna antineumocócica (PCV) en la hospitalización y muertes causadas por neumonía infantil en Chile”. 

El estudio es desarrollado por la Dra. Ana Luisa Bierrenbach, consultora de OPS Washington, junto a los profesionales del ISP, Dra. Janepsy Diaz, Jefa Departamento de Asuntos Científicos; Dra. Solana Terrazas, asesor científico del  Subdepartamento de Estudios y ETESA; y la bioestadística Andrea Canals, del Subdepartamento de Vigilancia de Laboratorio.

El trabajo comenzó en agosto. Esta semana se dará a conocer un informe preliminar de resultados, en tanto que las conclusiones finales de la investigación se conocerán durante el primer trimestre del año 2014.

Al respecto, la Dra. Terrazas explicó que el estudio propuesto utilizará las bases de datos nacionales administradas por el DEIS del Ministerio de Salud de Chile (MINSAL), con las cuales se reconstruirá  la cohorte de niños nacidos vivos entre los años 2010 y 2011, sus vacunas PCV recididas, las hospitalizaciones y las defunciones por neumonía.

Con datos del Sistema de Vigilancia de Laboratorio del  Instituto de Salud Pública (ISP), se analizará el número de aislamientos de neumococo en niños menores de 2 años en los períodos pre y post introducción de vacuna PCV.

La vigilancia de laboratorio que se hace en el ISP permitirá hacer un seguimiento exhaustivo de los casos de enfermedad neumocócica invasora. Ello podría ayudar a detectar, por ejemplo, el fenómeno de reemplazo en los serotipos causantes de la enfermedad neumocócica invasora, esto es, identificar a tiempos que serotipos que no estén incluidos en la vacuna antineumocócica empiecen a tener importancia en la epidemiología de las enfermedades neumocócicas invasoras.

La neumonía es una de las causas relevantes de morbilidad y mortalidad en niños en Latinoamérica. Los ensayos clínicos en países desarrollados y en vías de desarrollo han demostrado que la vacuna antineumocócica conjugada es eficaz contra la neumonía y otros diagnósticos causados por Streptococcus pneumoniae, como la enfermedad Neumocócica Invasora (ENI). 

Otros estudios similares se están haciendo  en países de Latinoamérica para evaluar la efectividad de la vacunación con PCV. Sin embargo, en los países de ingreso medio con carga de enfermedad alta, que permiten demostrar el efecto de la vacunación con PCV en la reducción de morbimortalidad, son escasos.

ISPCH