Director del ISP llamó a extremar precauciones contra el Hantavirus

08/11/2013

“La red pública esta vigilante y alerta para enfrentar nuevos casos” (08/11/2013)
Valdivia fue la ciudad elegida por Stephan Jarpa Cuadra para reforzar la prevención de la enfermedad, que en Chile este año ya acumula 38 casos confirmados y una letalidad del 30%.

 

Un llamado a los centros de salud y a la comunidad en general a  extremar las precauciones para prevenir el contagio de Virus Hanta, formuló esta mañana desde Valdivia, Región de Los Ríos, el Director del Instituto de Salud Pública de Chile Stephan Jarpa Cuadra.
De paso, la autoridad nacional informó que en lo que va corrido del año se han confirmado 38 casos en el ISP y sus centros asociados, lo que representa una baja respecto a igual fecha del año pasado.
Sin embargo, aseguró que la red de salud pública del país está “alerta y vigilante” para reaccionar oportunamente ante el eventual aumento de casos ad portas a la temporada veraniega.
El director del ISP, que asumió el pasado 1 de octubre el cargo, inició en Los Ríos un programa de visita a regiones, que busca fortalecer la red de vigilancia y referencia que lidera el Instituto a nivel nacional, y que en el caso de Valdivia tiene especial importancia en el diagnóstico de la patología.
El ISP es el encargado de confirmar los casos de Hanta en el país, según el Reglamento sobre Notificación de Enfermedades Transmisibles de Declaración Obligatoria Decreto Supremo Nº 158. Sin embargo, y para agilizar esta labor, el Instituto reconoció a la Universidad Austral de Chile, en Valdivia, y a la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC), en Santiago, como centros de confirmación colaboradores en la materia.
“De ahí que hemos querido hacer precisamente en Valdivia este llamado a todo el país para evitar el contagio del Hanta, una patología que desgraciadamente tiene su” caldo de cultivo” ideal en zonas como ésta, de una alta pluviosidad que provee de riqueza de alimentos a los roedores, vector de transmisión del hanta a los humanos.
Recordar que el contagio produce una abrupta enfermedad respiratoria, conocida como Síndrome Cardiopulmonar por Hantavirus, cuya letalidad global en el país bordea el 30%. Tiene un período de incubación de 1 a 3 semanas con un rango de 3 a 45 días. 
Estado actual 
En lo que va del año 2013, se han confirmado 38 muestras de Hantavirus en todo el país, tanto por el ISP como por sus centros de confirmación (UACH y PUC). 
Hasta la semana epidemiológica (SE) N° 44 del año 2013, se han analizado 538 muestras; 291 directamente por el ISP, 211 analizadas por la UACH y 36 por la PUC. La cifra de muestras analizadas a la fecha, es inferior a las 735 muestras estudiadas al 2012, y también inferior a las 54 confirmadas en igual periodo.
El 33,5% (180) del total de muestras analizadas proviene de la Región de la Araucanía, seguida por la Región Metropolitana con 27% (145).
Agregar que durante la semana epidemiológica 44, se recibieron 9 muestras más, pertenecientes a las  regiones del Maule (1), La Araucanía (4) y Santiago (4), aunque ninguna fue confirmada como positiva a Hantavirus.
Comentar que habitualmente el resultado de las muestras procesadas por el ISP para Virus Hanta tarda 24 horas, a lo que se sumaba el tiempo de traslado desde los distintos puntos del país hasta nuestros laboratorios
Por ello, y con la idea de agilizar el diagnóstico y ponerlo a disposición más rápido de pacientes y equipos clínicos, hemos venido capacitando e implementando laboratorios regionales en el test de Elisa, así como en la detección de probables casos para ser informados a la red de vigilancia. 
Así por ejemplo, y mientras se sumaron con un rol protagónico la UACH y la UC, el laboratorio Biomédico Nacional y de Referencia –perteneciente al ISP- mantiene implementada la técnica de Elisa a través de kits de diagnóstico rápido para la detección de Virus Hanta en los Hospitales Gustavo Fricke, Talca, Guillermo Grant Benavente, Temuco y Puerto Montt.
Con esta estrategia, y a la luz de las cifras expuestas, hemos logrado disminuir en forma importante los tiempos de diagnóstico presuntivo y de confirmación de los casos de Hanta en Chile, tiempo que es crucial para las medidas preventivas que deben asumir los equipos de salud a una enfermedad tan grave y de alta letalidad.
Hacer presente que la información presentada por el ISP corresponde a la fecha de recepción de la muestra del caso sospechoso y no a la fecha de inicio de síntomas. Además, el ISP y los centros de confirmación registran los datos del lugar donde se toma y envía la muestra del caso sospechoso y no del lugar probable de infección -como lo registra el Departamento de Epidemiología del Minsal-, por lo que puede existir algún nivel de variación entre una fuente y otra.
Indicar que el método de confirmación de muestra usado arroja resultados en tres horas,  con una sensibilidad del 100% y especificidad del 96%, según verificación realizada por el ISP, lo que en términos simples, significa que es capaz de detectar anticuerpos contra el virus en todos los casos positivos.
Sobre el virus y su vector de contagio
El Hantavirus es un virus RNA, perteneciente a la familia Bunyaviridae.  Se transmite por el contacto con roedores silvestres, y en los humanos produce 2 tipos de afecciones diferentes: la fiebre hemorrágica con síndrome renal, que se ha descrito ampliamente en las regiones de Europa y Asia; y el síndrome cardiopulmonar por Hantavirus, que se ve fundamentalmente en la región de América, desde Canadá al sur de Chile y Argentina.
Se han descrito muchas variantes de virus Hanta en las Américas. En Chile y sur de Argentina circula la variedad Andes, descrita por primera vez en la región fronteriza de El Bolsón, sur de Argentina a mediados de 1995. Su principal reservorio es el roedor oligoryzomys longicaudatus –más conocido como “ratón colilargo”-. Su presencia ha sido detectada en la mayor parte del país, fundamentalmente en las zonas rurales desde la Región de Atacama a la Región de Aysén.
Los Hantavirus se caracterizan por su asociación con un roedor silvestre, en quien el virus ocasiona una infección crónica con viremia persistente y asintomática, constituyéndose en el reservorio natural de la infección. El roedor elimina  el virus a través de la orina, saliva y excretas.
La difusión del virus en la naturaleza está relacionada con condiciones ambientales. Una de la más importante es la pluviosidad, pues determina abundancia de alimento para los roedores silvestres, provocando un aumento en su población. Los períodos hiperendémicos o epidémicos han sido asociados a mayor densidad de la población de estos roedores, lo cual condiciona un mayor riesgo de exposición humana.
Las investigaciones orientadas a identificar los roedores que actúan como reservorio del Hantavirus en el país, desarrolladas desde 1997, han demostrado que éste es precisamente el Oligoryzomys longicaudatus (ratón colilargo). Se distribuye desde el límite norte de la tercera región hasta la undécima región y transversalmente desde la costa, a nivel del mar, hasta los 2000 metros de altura en la cordillera. Su hábitat son zonas con vegetación en las que encuentra su alimento, constituido principalmente por semillas, aunque consume hongos y artrópodos e incluso, algas y mitílidos dependiendo de su hábitat, clima y estacionalidad. Siendo de hábitos arborícolas, su refugio lo construye principalmente en arbustos.
Los estudios de reservorio han permitido corroborar que las mayores densidades de O. longicaudatus se encuentran en zonas con mayor cobertura vegetacional, especialmente en las regiones del sur del país.
La constatación de seropositividad a Hantavirus en otras especies de roedores que coexisten con el reservorio, demuestra que el roedor portador es capaz de transmitir el virus no sólo al hombre,  sino que a otros roedores que comparten su hábitat.
También se han pesquisado otras especies de roedores silvestres con presencia de virus: Abrothrix  olivaceous, Loxodontomys micropus y Abrothrix longipilis. Esta situación probablemente se origina en la infección que, a partir del reservorio, se produce en los roedores que comparten el hábitat con éste.
Agenda del director del ISP en Valdivia
Viernes 8 de noviembre 2013
8:00 –  9:00 hrs. Visita Hospital Regional
Tema: Histocompatibilidad / Oncología
Lugar: Hospital regional
9:30 hrs. Conferencia De Prensa Hanta / Ley de Medicamentos
Lugar: Asociación de Municipalidades Región de Los Ríos
Perez Rosales 580 oficina 508-D (Edificio Prales)
10:00-10-30 Saludo a encargados de centros de salud familiares de la Región de los Ríos . Lugar: Asociación Regional de Municipalidades 
12:00 – 13:00 hrs Reunión de trabajo  Universidad Austral con rector Víctor Cubillos
Casa Central
13:00 – 15:00 hrs. Visita Centro de Estudios Científicos (CECS)

 

Un llamado a los centros de salud y a la comunidad en general a  extremar las precauciones para prevenir el contagio de Virus Hanta, formuló esta mañana desde Valdivia, Región de Los Ríos, el Director del Instituto de Salud Pública de Chile Stephan Jarpa Cuadra.

Las afirmaciones las hizo el director del ISP en Valdivia esta mañana, acompañado de los secretarios regionales munisteriales de Salud, Richard Ríos; y de Agricultura, Moira Henzi, en dependencias de la Asociación de Municipalidades de la Región de los Ríos, en una conferencia a la que también concurrieron representantes de los departamentos municipales de salud de la región.

De paso, la autoridad nacional informó que en lo que va corrido del año se han confirmado 38 casos en el ISP y sus centros asociados, lo que representa una baja respecto a igual fecha del año pasado.

Sin embargo, aseguró que la red de salud pública del país está “alerta y vigilante” para reaccionar oportunamente ante el eventual aumento de casos ad portas a la temporada veraniega.

El director del ISP, que asumió el pasado 1 de octubre el cargo, inició en Los Ríos un programa de visita a regiones, que busca fortalecer la red de vigilancia y referencia que lidera el Instituto a nivel nacional, y que en el caso de Valdivia tiene especial importancia en el diagnóstico de la patología.

El ISP es el encargado de confirmar los casos de Hanta en el país, según el Reglamento sobre Notificación de Enfermedades Transmisibles de Declaración Obligatoria Decreto Supremo Nº 158. Sin embargo, y para agilizar esta labor, el Instituto reconoció a la Universidad Austral de Chile, en Valdivia, y a la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC), en Santiago, como centros de confirmación colaboradores en la materia.

“De ahí que hemos querido hacer precisamente en Valdivia este llamado a todo el país para evitar el contagio del Hanta, una patología que desgraciadamente tiene su” caldo de cultivo” ideal en zonas como ésta, de una alta pluviosidad que provee de riqueza de alimentos a los roedores, vector de transmisión del hanta a los humanos”, dijo.

El contagio produce una abrupta enfermedad respiratoria, conocida como Síndrome Cardiopulmonar por Hantavirus, cuya letalidad global en el país bordea el 30%. Tiene un período de incubación de 1 a 3 semanas con un rango de 3 a 45 días. 

Estado actual 

En lo que va del año 2013, se han confirmado 38 muestras de Hantavirus en todo el país, tanto por el ISP como por sus centros de confirmación (UACH y PUC). 

Hasta la semana epidemiológica (SE) N° 44 del año 2013, se han analizado 538 muestras; 291 directamente por el ISP, 211 analizadas por la UACH y 36 por la PUC. La cifra de muestras analizadas a la fecha, es inferior a las 735 muestras estudiadas al 2012, y también inferior a las 54 confirmadas en igual periodo.

El 33,5% (180) del total de muestras analizadas proviene de la Región de la Araucanía, seguida por la Región Metropolitana con 27% (145).

Jarpa agregó que durante la semana epidemiológica 44, se recibieron 9 muestras más, pertenecientes a las  regiones del Maule (1), La Araucanía (4) y Santiago (4), aunque ninguna fue confirmada como positiva a Hantavirus.

Comentó que habitualmente el resultado de las muestras procesadas por el ISP para Virus Hanta tarda 24 horas, a lo que se sumaba el tiempo de traslado desde los distintos puntos del país hasta nuestros laboratorios

“Por ello, y con la idea de agilizar el diagnóstico y ponerlo a disposición más rápido de pacientes y equipos clínicos, hemos venido capacitando e implementando laboratorios regionales en el test de Elisa, así como en la detección de probables casos para ser informados a la red de vigilancia”, sostuvo. 

Así por ejemplo, y mientras se sumaron con un rol protagónico la UACH y la UC, el laboratorio Biomédico Nacional y de Referencia –perteneciente al ISP- mantiene implementada la técnica de Elisa a través de kits de diagnóstico rápido para la detección de Virus Hanta en los Hospitales Gustavo Fricke, Talca, Guillermo Grant Benavente, Temuco y Puerto Montt.

“Con esta estrategia, y a la luz de las cifras expuestas, hemos logrado disminuir en forma importante los tiempos de diagnóstico presuntivo y de confirmación de los casos de Hanta en Chile, tiempo que es crucial para las medidas preventivas que deben asumir los equipos de salud a una enfermedad tan grave y de alta letalidad”, añadió el director del ISP.

La información presentada por el ISP corresponde a la fecha de recepción de la muestra del caso sospechoso y no a la fecha de inicio de síntomas. Además, el ISP y los centros de confirmación registran los datos del lugar donde se toma y envía la muestra del caso sospechoso y no del lugar probable de infección -como lo registra el Departamento de Epidemiología del Minsal-, por lo que puede existir algún nivel de variación entre una fuente y otra.

El método de confirmación de muestra usado arroja resultados en tres horas,  con una sensibilidad del 100% y especificidad del 96%, según verificación realizada por el ISP, lo que en términos simples, significa que es capaz de detectar anticuerpos contra el virus en todos los casos positivos, dijo el directivo.

Sobre el virus y su vector de contagio

El Hantavirus es un virus RNA, perteneciente a la familia Bunyaviridae.  Se transmite por el contacto con roedores silvestres, y en los humanos produce 2 tipos de afecciones diferentes: la fiebre hemorrágica con síndrome renal, que se ha descrito ampliamente en las regiones de Europa y Asia; y el síndrome cardiopulmonar por Hantavirus, que se ve fundamentalmente en la región de América, desde Canadá al sur de Chile y Argentina.

Se han descrito muchas variantes de virus Hanta en las Américas. En Chile y sur de Argentina circula la variedad Andes, descrita por primera vez en la región fronteriza de El Bolsón, sur de Argentina a mediados de 1995. Su principal reservorio es el roedor oligoryzomys longicaudatus –más conocido como “ratón colilargo”-. Su presencia ha sido detectada en la mayor parte del país, fundamentalmente en las zonas rurales desde la Región de Atacama a la Región de Aysén.

Los Hantavirus se caracterizan por su asociación con un roedor silvestre, en quien el virus ocasiona una infección crónica con viremia persistente y asintomática, constituyéndose en el reservorio natural de la infección. El roedor elimina  el virus a través de la orina, saliva y excretas.

La difusión del virus en la naturaleza está relacionada con condiciones ambientales. Una de la más importante es la pluviosidad, pues determina abundancia de alimento para los roedores silvestres, provocando un aumento en su población. Los períodos hiperendémicos o epidémicos han sido asociados a mayor densidad de la población de estos roedores, lo cual condiciona un mayor riesgo de exposición humana.

Las investigaciones orientadas a identificar los roedores que actúan como reservorio del Hantavirus en el país, desarrolladas desde 1997, han demostrado que éste es precisamente el Oligoryzomys longicaudatus (ratón colilargo).

Se distribuye desde el límite norte de la tercera región hasta la undécima región y transversalmente desde la costa, a nivel del mar, hasta los 2000 metros de altura en la cordillera. Su hábitat son zonas con vegetación en las que encuentra su alimento, constituido principalmente por semillas, aunque consume hongos y artrópodos e incluso, algas y mitílidos dependiendo de su hábitat, clima y estacionalidad. Siendo de hábitos arborícolas, su refugio lo construye principalmente en arbustos.

Los estudios de reservorio han permitido corroborar que las mayores densidades de O. longicaudatus se encuentran en zonas con mayor cobertura vegetacional, especialmente en las regiones del sur del país.

La constatación de seropositividad a Hantavirus en otras especies de roedores que coexisten con el reservorio, demuestra que el roedor portador es capaz de transmitir el virus no sólo al hombre,  sino que a otros roedores que comparten su hábitat.

También se han pesquisado otras especies de roedores silvestres con presencia de virus: Abrothrix  olivaceous, Loxodontomys micropus y Abrothrix longipilis. Esta situación probablemente se origina en la infección que, a partir del reservorio, se produce en los roedores que comparten el hábitat con éste.