Laboratorio de Calibraciones Acústicas del ISP cuenta con operatividad completa desde este mes

Único de su tipo en el país: (30/08/2013)
La puesta en marcha de la nueva repartición podría ser el primer paso hacia la construcción de una red metrológica en Chile, asegura el ingeniero Civil en Acústica y jefe de sección, Mauricio Sánchez

Reducir en algunos casos hasta un 70 por ciento los costos y ahorrar la mitad del tiempo en la realización de la calibración, es parte de las ventajas comparativas que conlleva la habilitación del Laboratorio de Calibraciones Acústicas que creó el Instituto de Salud Pública de Chile (ISP) y que desde este mes cuenta con operatividad completa.

Así lo destacó el ingeniero acústico Mauricio Sánchez, jefe de la Sección de Ruido y Vibraciones, unidad perteneciente al Subdepartamento Ambientes Laborales del Departamento Salud Ocupacional.  

El proyecto comenzó a concretarse en 2011, y los dos primeros años el trabajo se abocó a establecer aspectos técnicos, mejorar los conocimientos y competencias y conseguir la tecnología necesaria para que el ISP pudiera desarrollar un modelo de laboratorio sin precedentes en la región, gracias a un acuerdo de transferencia y asistencia técnica con especialistas de la Universidad Politécnica de Madrid, España

“En Chile no había absolutamente nada en la materia; debimos partir de cero. La transferencia tecnológica con Madrid no ha terminado. Eso es muy importante porque ellos llevan décadas de investigación acústica, ellos crearon, a través de tesis doctorales, los sistemas para cálculos de incertidumbre, sofwares de calibración y todos los equipos y modelos de procesos asociados que nosotros usamos”, señaló.

Para el profesional, la operatividad del Laboratorio es el primer paso hacia la construcción de una red metrológica en Chile, de la cual el ISP el pionero.

“Nadie ha avanzado en Chile tanto como nosotros. Otras entidades están empezando a ver cómo instalarse, lo que es excelente pues nos acerca a la constitución de una red metrológica muy necesaria en el país, ayuda a elevar el nivel a través de la sana competencia, a prescindir de las prestaciones internacionales de calibración, a tener un control y evaluación cercanos, y a desarrollar investigación y estudios desde la realidad local de la salud ocupacional”.

El Laboratorio está completamente operativo a contar de este mes. Sus principales prestaciones son verificación de la calibración de sonómetros, calibradores de terreno y dosímetros, aunque el ISP resolvió postergar el trabajo con este último tipo de dispositivos para una siguiente fase, de forma tal de avanzar en paralelo este año para acreditarse bajo la norma de calidad ISO 17.025 para laboratorios de ensayo y calibración.

“Ya sea dando las prestaciones de calibración, desarrollando literatura e investigación, o vigilando a otros laboratorios, el ISP empieza desde esta fecha a cumplir parte de su rol de referencia respecto a metrología acústica que es una temática crítica en Chile, puesto que el control metrológico es un eslabón importante dentro de la problemática que genera el ruido en términos ambientales y ocupacionales”, agregó Sánchez.

La pérdida auditiva es una de las patologías con mayor incidencia en el mundo laboral; aporta una de las más altas tasas de trabajadores enfermos, con efectos de incremento en indemnizaciones y pensiones de invalidez. Es ahí donde se requieren equipos que no entregen valores erróneos de exposición y por ende equipos que cumplan con las normas asociadas a calibración.

En ese sentido, precisó el jefe de la sección, el laboratorio es un punto crítico más en la cadena del ISP para contribuir a la calidad de la salud pública y ocupacional del país, en las temáticas del ruido ambiental y laboral.

Oportunidad

Hasta antes de la existencia del Laboratorio del Instituto, en Chile no existían entidades especializadas en calibrar y certificar equipos para mediciones acústicas. 

“Cuando no hay control metrológico del equipo, se corre el riesgo de obtener valores errados. La solución antes era mandar los equipos a los laboratorios extranjeros –principalmente europeos- para la calibración. Pero el envío tiene un costo económico asociado al despacho y a los impuestos aduaneros, y también un costo de tiempo que en algunos casos superaba en promedio los dos o más meses de espera”.

“Entonces, cuando vimos que habían autoridades que necesitaban fiscalizar, entidades de investigación, empresas e industrias que necesitan medir las exposiciones pero que no tenían  a quien recurrir para verificar el estado de sus equipos, resolvimos mejorar la capacidad instalada y atacar la problemática a través del primer laboratorio de su tipo en Chile”, enfatizó Sánchez. 

La verificación y calibración que se efectúa en el ISP se rige por la normativa internacional, por tanto, eventualmente sus prestaciones podrían tener alcances también en países vecinos que quisieran recurrir a sus servicios.

Actualmente, agrega el ingeniero acústico, los sectores más demandantes de prestaciones son las mutualidades, que por ley deben realizar evaluaciones de los ambientes de trabajo. También las empresas que requieren certificar la emisión de ruidos, universidades e institutos de investigación, plantas de revisión técnicas y las mineras, entre otras.

“En el caso de la empresa privada, ésta podría por iniciativa propia establecer mecanismos de auto-control; al adquirir sus propios equipos, verificarlos con nosotros, y llevar así un control  metrológico más exacto para cumplir mejor con la norma establecida”, aseguró.

En definitiva, expresó el jefe de la sección, el ISP no sólo está abordando la metrología técnica, sino que, como laboratorio de Referencia, hace metrología legal, “esto es, fijamos los parámetros respecto del cual se obtiene luego el certificado de calibración acústica en el país, el contenido de estos, su vigencia, etc.”.

El Laboratorio de Calibraciones Acústicas se ubica en el complejo del Instituto de Salud Pública de Avenida Marathon 1000, en la comuna de Ñuñoa, fono  (56 2)25755561. Correos electrónicos masanchez@ispch.cl, hfontecilla@ispch.cl, jvalenzuela@ispch.cl. Más informaciones en http://www.ispch.cl/saludocupacional/subdepto_ambientes_laborales/secciones/ruido_vibraciones

A partir del año 2014, el Laboratorio de Calibración Acústica, dependiente de la Sección Ruido y Vibraciones del Departamento Salud Ocupacional, normalizó las prestaciones asociadas a sonómetros y calibradores acústicos de terreno; para verificar el buen funcionamiento de estos equipos deben contar con una certificación original denominada “de fábrica”, y que es válida por 2 años a partir de la realización de la misma. Posteriormente a ello, cada instrumento acústico debe contar con una verificación de su calibración en laboratorio con el mismo tiempo de validez. Esta última prestación es la que brinda el aludido laboratorio. A continuación, se detallan algunos indicadores de desempeño del año recién pasado:

Durante el 2015, el Laboratorio de Calibración Acústica del ISP recibió un total de 254 solicitudes de verificación de la calibración, correspondientes a 129 sonómetros (50,8 %), 97 calibradores acústicos de terreno (38,2 %) y 28 (11 %) por dosímetros de ruido.

Gráfico N°1. Describe la cantidad de solicitudes de verificación de la calibración ingresadas el Laboratorio de Calibración Acústica, por tipo de instrumento acústico y el porcentaje relativo de cada uno de ellos, durante el año 2015.

Las que vinieron de 14 empresas del sector público (16,5 %) y 71 (83,5 %) del sector privado.

Gráfico N°2. Muestra la cantidad de solicitudes de verificación de la calibración ingresadas el Laboratorio de Calibración Acústica, clasificando si la empresa solicitante es pública o privada y el porcentaje relativo de cada uno de ellos, durante el año 2015.

Al respecto, se pudo atender 83 sonómetros (55,7 % del total anual), 66 calibradores acústicos de terreno (44,3 % del total anual) y 0 (0 %) por dosímetros de ruido. La técnica asociada a dosímetros de ruido no se ha implementado aún.

Gráfico N°3. Describe la cantidad de verificaciones de la calibración realizadas en el Laboratorio de Calibración Acústica, por tipo de instrumento acústico y el porcentaje relativo de cada uno de ellos, durante el año 2015.

Las prestaciones brindadas significaron ingresos por $ 25.217.060 y $ 10.437.595, correspondientes a servicios otorgados a sonómetros y calibradores acústicos de terreno, respectivamente, equivalentes a 70,7 % y 29,3 % del total de dineros que recibió el ISP por tales calibraciones.

Gráfico N°4. Señala los ingresos obtenidos por las verificaciones de la calibración realizadas en el Laboratorio de Calibración Acústica, por tipo de instrumento acústico y el porcentaje relativo de cada uno de ellos, durante el año 2015.

El incremento de las prestaciones brindadas en el año 2014, respecto del 2015 fue de un 69,4% en el caso de los sonómetros y de un 29,4 %, en relación a los calibradores acústicos, respectivamente. En promedio, se duplicaron las prestaciones de un año, en relación al siguiente.

Gráfico N°5. Muestra el incremento de las verificaciones de la calibración acústica realizadas en el Laboratorio de Calibración Acústica durante los años 2014 y 2015.

Además, a partir de abril del corriente se ha comenzado una marcha blanca para habilitar la técnica de verificación de la calibración de dosímetros ruido, eliminando de esta manera la brecha que quedaba.

Finalmente, se está a la espera del inicio del proceso de acreditación bajo la norma ISO 17.025, que voluntariamente a fines del 2015 el ISP elevó al Instituto Nacional de Normalización.

Nota: Los gráficos se obtuvieron con el programa Excel, mismo que aproxima los decimales del porcentaje.

ISPCH