Detección de Acanthamoeba spp, Cryptosporidium spp y Giarda intestinalis, que subsisten en algunas aguas recreacionales de las regiones V y Metropolitana.

Departamento Salud Ambiental (30/05/2013)
El proyecto “Fortalecimiento de la vigilancia de la calidad de las aguas recreacionales mediante control parasitológico en las regiones V y Metropolitana”, se adjudicó uno de los Fondos Nacionales de Investigación y Desarrollo en Salud, (FONIS), en 2011, desarrollado por expertos de ISP.

Tras 16 meses de investigación, la Sección Parasitología Ambiental del Departamento Salud Ambiental de ISP,  presentó las conclusiones de los análisis realizados a muestras de aguas provenientes de ríos, piscinas y termas de las Quinta y Región Metropolitana, con el objetivo de determinar la presencia de parásitos contaminantes trasmisores de enfermedades como encefalitis, queratitis e infecciones en la piel causadas por Acanthamoeba; y enfermedades entéricas efecto de infecciones por Crystosporidium.

Los principales resultados arrojaron que 41/120 muestras analizadas estaban contaminadas con Acanthamoeba spp, es decir un 34,2 % registró presencia de este agente. En el caso del Cryptosporidium spp, 4/116 (3,4 %), dieron positivas a este parásito, 6/116 (5.2%) a Giardia intestinalis.

Estos resultados fueron difundidos -a través del múltiples canales de comunicación, como una transferencia tecnológica impartida a analistas de laboratorio de las SEREMIS de Salud, la elaboración de un informe de recomendaciones para la revisión de normativas relacionadas con aguas recreacionales, talleres de análisis de resultados y la entrega a los Servicios de Salud de la RM y Quinta región de los folletos preparados para el conocimiento de la población, con las medidas de prevención que pueden evitar la contaminación de patógenos en aguas recreacionales.

El estudio fue destacado por el Jefe del Departamento de Salud Ambiental, Rubén Verdugo, quien comentó que “Los análisis de agua se han centrado en los analitos químicos, relegando el tema parasitológico. Con este estudio se reivindica el área biológica y constituye un espacio de discusión en donde todos los actores nos sentimos reflejados, puesto que las aguas recreacionales son áreas utilizadas por todos los chilenos”.

En tanto, la directora del FONIS, Dra. Ximena Luengo, comentó que en el último período han aumentado los recursos en apoyo a proyectos de investigación como éstos, que contribuyen a la evidencia y el conocimiento de la salud de nuestro país. Asimismo, señaló el aumento de propuestas que este fondo concursable ha obtenido en el tiempo, indicando que –si en 2010 recibieron 200 propuestas de estudio, en 2012 éstos llegaron a más de 700.

Este estudio refuerza el trabajo en el control parasitario y de prevención, que, tanto la red de vigilancia sanitaria, como los propios usuarios de estas  aguas recreacionales deben tener.

(Para mayor información se adjuntan folletos con medidas de prevención).