Se inaugura primer Banco de Tumores de la red pública de salud de Chile

30/04/2013

Estudios moleculares cáncer (30/04/2013)
La semana pasada Chile dio un paso importante para el futuro de la oncología nacional, siguiendo la tendencia de los países desarrollados: hacer investigación propia en cáncer. El Instituto de Salud Pública de Chile participa activamente identificando las características de los tumores de cáncer de mama en estadios II y III en mujeres latinoamericanas sometidas a tratamientos estándar.

Con la presencia del Subsecretario de Salud Pública, Jorge Díaz, se inauguró el primer Banco de Tumores de la red pública de salud, un elemento vital para estudiar la particularidad de los cánceres que afectan a nuestra población.

La unidad de laboratorio está situada en el Hospital Clínico San Borja Arriarán elegido debido a su centralidad geográfica dentro de Santiago. Este establecimiento forma parte de la Red Chilena para Investigación del Cáncer, integrada por nueve instituciones, que firmarán también su Acta de Constitución durante la ceremonia inaugural. Los miembros son:

•    Instituto Nacional del Cáncer (INCANCER)
•    Grupo Oncológico Cooperativo Chileno de Investigación (GOCCHI)
•    Hospital Barros Luco-Trudeau
•    Hospital Clínico San Borja-Arriarán
•    Hospital Luis Tisné
•    Hospital San José
•    Instituto de Salud Pública
•    Centro de Modelamiento Matemático de la Universidad de Chile
•    Instituto de Ciencias Biomédicas de la Universidad de Chile

La red chilena está  integrada dentro de la Red Latinoamericana de Investigación en Cáncer, una macro-red que se formó en 2009 para estudiar la realidad continental del cáncer, ya que los estudios internacionales de la enfermedad no incluyen o tienen muy pocos casos de pacientes latinos. Debido a que el cáncer tiene un componente molecular importante es necesario saber cómo se desarrolla dentro de la genética específica latinoamericana y cómo reacciona ese tipo de paciente a las terapias estándar contra el cáncer.

Esta red latinoamericana está formada por más de 250 profesionales de 30 hospitales y centros de investigación de Argentina, Uruguay, Brasil, México, Chile, Colombia, Perú, Puerto Rico y Estados Unidos.

Este último país ha impulsado la investigación del cáncer a nivel local, en diversas partes del mundo, a través del Center for Global Health, dependiente del National Cancer Institute. Este primer Banco de Tumores de la red pública de salud de Chile es fruto de esa alianza.

La primera misión de este banco es nutrir de material a los investigadores chilenos que están efectuando un primer estudio multinacional llamado ‘‘Perfil Molecular de Cáncer de Mama estadio 2 y 3 en Mujeres Latinoamericanas que reciben Tratamiento Estándar’.

Desde su puesta en marcha blanca en enero de 2012, el banco ha recibido ya 80 muestras de sangre y tejido de biopsias de diversas pacientes con cáncer mamario, que han aceptado voluntariamente colaborar con el proyecto. Son personas atendidas en los 4 hospitales de la red pública (San Borja-Arriarán, Luis Tisné, Barros Luco-Trudeau y San José).

El ISP, a través del Laboratorio de Genética Molecular identificará el perfil molecular, es decir, las características genéticas propias de los tumores de las mujeres que padecen la enfermedad en el país.

¿Por qué se eligió Cáncer Mamario como primer proyecto de investigación?

Desde 2009 el Cáncer de Mama ocupa el primer lugar entre las muertes por cáncer entre las mujeres chilenas, igual que en el resto del mundo. El año 2010 alcanzó una tasa de mortalidad observada de 15 por 100.000 (equivalente a 1.297 mujeres).

El diagnóstico del cáncer de mama en etapas más precoces ha aumentado de 43% a 69% entre los años 1999 y el 2011. Asimismo, se observa una reducción de 72,5% en los casos diagnosticados en etapa IV en el mismo período (20,7 a 5,7%). Este hecho es relevante para la mejoría de la sobrevida de las mujeres atendidas en el sistema público chileno, así como en la reducción de costos y daño psicosocial, asociado a la mortalidad prematura de una mujer.

Hay que recordar que el Cáncer Mamario está cubierto por el AUGE y garantiza diagnóstico ante sospecha, tratamiento y seguimiento. Incluso se mejoró la cobertura en el nuevo Decreto de este año, añadiendo la Atención Psicosocial, Kinesiológica, y de otros profesionales tanto para las pacientes como para su grupo familiar más cercano.

Actualmente, el Examen de Medicina Preventiva (EMP), ofrece una mamografía gratis cada 3 años (independiente de su previsión), a toda mujer entre 50 a 59 años. Sin embargo, la cobertura aún es muy baja. En el rango de 50 a 54 años, sólo 30% se ha hecho este examen gratuito.
La Estrategia Nacional de Salud espera que al 2020, la mayoría de los servicios de salud del país tengan el 80% de las mujeres del grupo de 50 a 69 años con mamografía vigente, al menos en los últimos 2 años.