Ministerio de Salud constituye Comisión Nacional de Evaluación de Tecnologías Sanitarias (ETESA)

18/04/2013

Equipo multidisciplinario priorizará la evaluación, regulación y gestión de tecnologías sanitarias (18/04/2013)
En su rol de Laboratorio de Referencia del país, el Instituto de Salud Pública de Chile forma parte de esta Comisión multidisciplinaria que priorizará la evaluación, la regulación y la gestión de las tecnología sanitarias, en los ámbitos de prevención, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación.

El 18 de diciembre pasado se creó la Comisión Nacional de Evaluación de Tecnologías Sanitarias (ETESA), cuyo principal objetivo es proponer un modelo de implementación e institucionalización en Chile para la evaluación, regulación, y gestión de las tecnologías sanitarias en los ámbitos de prevención, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación, cuyos avances fueron presentados en el seminario “Evaluación de Tecnologías Sanitarias, ¿una necesidad para Chile?“, realizado en el auditorio de la OIT.

En la oportunidad, el ministro de Salud, Jaime Mañalich, valoró de esta instancia, la cual explicó servirá para “evaluar formas de hacer las cosas: cuántos días de hospitalización son adecuados después de cada procedimiento, cuáles son los cuidados sanitarios que debemos desarrollar para la tercera edad. Qué es lo correcto para desarrollar en Chile, de acuerdo a la realidad local“.

Agregó que “la cooperación que más nos interesa en este momento es con el Instituto de Salud Pública para promover el uso de medicamentos bioequivalentes, generar confianza, difusión de la información científica que respalda que determinados medicamentos se cataloguen como bioequivalentes, para lograr que quienes toman las decisiones clínicas cambien su forma habitual de hacer las cosas y privilegien el acceso a esos fármacos“, dijo Mañalich.

Otro tipo de aplicaciones es para elaborar las guías clínicas del Auge. Por ejemplo, señaló, “cómo incorporar la medicinas de los pueblos originarios al cuidado médico habitual donde hay gran necesidad de pertinencia cultural. Esta unidad tiene que definir cuál es la potestad de una machi, cuáles son los medicamentos que se pueden incorporar de qué forma y en qué momento“, explicó la autoridad. Esta unidad está integrada por 16 profesionales de diversas áreas, los que deberán proponer un modelo de implementación e institucionalización en Chile para la evaluación, regulación, y gestión de las tecnologías sanitarias.

Vigilancia activa
¿Por qué ETESA es importante para las funciones del Instituto de Salud Pública de Chile?, fue el título de la presentación de la Dra. María Teresa Valenzuela, Directora del Instituto de Salud Pública de Chile, en el marco del seminario “Evaluación de Tecnologías Sanitarias, ¿una necesidad para Chile?“, ocasión en la que recordó que ya en enero de 2011 el Instituto de Salud Pública de Chile creó el Subdepartamento de Estudios y Evaluación en Tecnologías Sanitarias, bajo el alero del Departamento de Asuntos Científicos.

Explicó que la mirada del Departamento de Asuntos Científicos es convertirse en un núcleo de inteligencia epidemiológica, bajo estrictos estándares de calidad, y basados en los tres ejes estratégicos del Instituto de Salud Pública de Chile: garantizar medicamentos de calidad, asegurar la calidad de nuestros ensayos los cuales se encuentran acreditados por organismos internacionales, y generar datos que sean de utilidad para la toma de decisiones en salud pública.

“El Departamento de Asuntos Científicos del ISP promueve la evaluación de nuevas y existentes tecnologías en salud en el ámbito de acción, lo que incluye la evaluación de medicamentos, vacunas, kits diagnósticos, reactivos, equipos de laboratorios, entre otros. También nos encontramos generando informes de ETESA en forma oportuna, con una participación activa en la Comisión Ministerial”, precisó la Dra. Valenzuela.

Explicó que el Subdepartamento de Estudios y ETESA enfoca su trabajo “bajo una mirada integral y multidisciplinaria, con una mirada en salud pública y sustentada en la medicina basada en la evidencia; con componentes de valor e impacto social, ético y equidad; independiente y transparente, de manera tal que sea validado como proceso legítimo ante la comunidad académica y científica del país; y que se realice en un periodo de tiempo acotado”.

De acuerdo a las medidas internacionales nuestro país está inserto dentro del prestigioso y eximio grupo de países que aplican esta herramienta en la toma de decisiones e, incipientemente en la generación de políticas públicas. En este contexto, la Dra. Valenzuela explicó que “Nuestro recurso humano se capacita en forma permanente, porque nuestra mirada es transversal a todos los ámbitos de nuestro trabajo de laboratorio, ya sea en la trazabilidad de las muestras biomédicas, de salud ocupacional y ambiental; en el ámbito de medicamentos, cosméticos y dispositivos médicos”, advirtió la Directora del ISP. 

Precisó que el Instituto de Salud Pública de Chile ha evaluado 217 kits de diagnóstico desde el año 1998, y que sólo en el año 2012 se realizaron 12 evaluaciones. Actualmente la evaluación se restringe a las marcas comerciales, principalmente a los orientados a pesquisar VIH1-2; Hepatitis B y C, HTLV 1-2; Sífilis (RPR, VDRL) y Enfermedad de Chagas.