Número de casos de Clostridium Difficile identificados en el país durante el año 2012, aumentó significativamente respecto a lo observado en años anteriores.

01/10/2012

Bacteria ha pasado a ser la más importante infección a nivel mundial (01/10/2012)
Según la genotipificación realizada por el Instituto de Salud Pública de Chile, en el país predomina el clon 001, demostrándose que corresponde a una variante del clon internacional NAP-1. El fenómeno de resistencia antimicrobiana no representa un problema en las cepas nacionales.
re el 1 de enero hasta el 20 de agosto de este año, el Instituto de Salud Pública de Chile ha recibido 523 muestras y cepas para la detección y confirmación de Clostridium difficile, cifra superior a la registrada en 2011,  período en el que el Laboratorio de Referencia recibió 92 muestras a nivel nacional. Durante el transcurso de este año el ISP ha confirmado aproximadamente 294 casos de la enfermedad, los cuales fueron sometidos a complejos estudios genéticos para determinar las características de estas cepas chilenas.
Así lo dio a conocer la Directora del Instituto de Salud Pública de Chile, dra. María Teresa Valenzuela, en el marco de la Jornada de Epidemiología 2012 organizada por el Ministerio de Salud ocasión en la que expuso sobre la “Dinámica actual del Clostridium difficile en los hospitales de Chile”, oportunidad en la que destacó que el ISP está realizando “una observación sistemática, activa y continuada del comportamiento de la bacteria, principalmente por su potencial epidémico y factores de riesgo asociados”.
Es así que explicó que el Instituto de Salud Pública de Chile, en su calidad de Laboratorio de Referencia, implementó un completo sistema de vigilancia de laboratorio coordinada con los laboratorios de la red del país, el cual ha permitido a las autoridades sanitarias contar con valiosa información de comportamiento de esta bacteria en hospitales chilenos, con el fin de apoyar la toma de decisiones orientadas al  diagnóstico oportuno,  control de esta infección, y su  prevención.
Y en este sentido precisó que en el estudio genético de los aislamientos de Clostridium difficile se integraron dos herramientas de epidemiología molecular: Electroforesis de Campo Pulsado (PFGE) y Estudio Multilocus (MLST). “La técnica empleada logró identificar que predomina el clon 001, demostrándose que corresponde a una variante del clon internacional NAP-1, que representa un tipo genético ampliamente reportado en hospitales de países desarrollados. El fenómeno de resistencia a los antibióticos afortunadamente no representa un problema en las cepas nacionales”, advirtió la epidemióloga.
Destacó que esta bacteria ha pasado a ser la más importante infección asociada a la atención en salud a nivel mundial "en los hospitales de Estados Unidos, Canadá y Europa, incluso más que las bacterias tradicionales".
“La experiencia de países extranjeros muestra que a contar del año 2000 estos países han sufrido estos brotes epidémicos, los que han tomado aproximadamente tres años para lograr reducirlos aunque nunca dar término con ello. Debido precisamente a la expansión de la población vulnerable y susceptible, en especial, a pacientes de alta complejidad que actualmente maneja la medicina moderna”, advirtió.
La dra. Valenzuela entregó un panorama sobre la situación mundial. Precisó que los brotes por esta bacteria afectó a Estados Unidos en seis estados entre los años 2000 y 2003 (Georgia, Illinois, Maine, New Jersey, Oregon y Pensylvania). En el caso de Canadá, indicó que en el año 2003 se reportaron 61 casos por cada 100 mil habitantes; mientras que entre el año 2003 y 2005 afectó a diferentes hospitales de Québec, con 22,5 casos por mil admisiones hospitalarias, alcanzando una letalidad de 6,9%. Datos del Reino Unido muestran una letalidad de 11% entre el año 2002 y 2006. En otros países europeos aquejados por esta bacteria, se encuentran Bélgica, Irlanda, Francia, Finlandia, Polonia, Países Bajos y Alemania.
Si bien el Clostridium difficile es una bacteria típica de transmisión intrahospitalaria, según la Directora del ISP  los grupos más afectados corresponden a pacientes críticos que superan los 65 años de edad. “En nuestro país, el mayor número de casos confirmados por el ISP correspondió a ese patrón epidemiológico, fenómeno particularmente observado durante el transcurso del presente año”, dijo.
Respecto de la procedencia de las cepas y muestras confirmadas, la Directora del Instituto de Salud Pública de Chile señaló que durante el año 2011 éstas fueron remitidas por diez Servicios de Salud del país. Mientras que entre enero y agosto de 2012, el ISP recibió muestras y cepas de 19 Servicios de Salud.
La dra. Valenzuela concluyó que “existen cambios en la epidemiología de la infección por Clostridium difficile los que se han hecho más difíciles de abordar, dadas las características de los pacientes que han sido afectados, a la aparición de esta nueva variante,  y al uso excesivo de antiobióticos”. 

Entre el 1 de enero hasta el 20 de agosto de este año, el Instituto de Salud Pública de Chile ha recibido 523 muestras y cepas para la detección y confirmación de Clostridium difficile, cifra superior a la registrada en 2011,  período en el que el Laboratorio de Referencia recibió 92 muestras a nivel nacional. Durante el transcurso de este año el ISP ha confirmado aproximadamente 294 casos de la enfermedad, los cuales fueron sometidos a complejos estudios genéticos para determinar las características de estas cepas chilenas.

Así lo dio a conocer la Directora del Instituto de Salud Pública de Chile, dra. María Teresa Valenzuela, en el marco de la Jornada de Epidemiología 2012 organizada por el Ministerio de Salud ocasión en la que expuso sobre la “Dinámica actual del Clostridium difficile en los hospitales de Chile”, oportunidad en la que destacó que el ISP está realizando “una observación sistemática, activa y continuada del comportamiento de la bacteria, principalmente por su potencial epidémico y factores de riesgo asociados”.

Es así que explicó que el Instituto de Salud Pública de Chile, en su calidad de Laboratorio de Referencia, implementó un completo sistema de vigilancia de laboratorio coordinada con los laboratorios de la red del país, el cual ha permitido a las autoridades sanitarias contar con valiosa información de comportamiento de esta bacteria en hospitales chilenos, con el fin de apoyar la toma de decisiones orientadas al  diagnóstico oportuno,  control de esta infección, y su  prevención.

Y en este sentido precisó que en el estudio genético de los aislamientos de Clostridium difficile se integraron dos herramientas de epidemiología molecular: Electroforesis de Campo Pulsado (PFGE) y Estudio Multilocus (MLST). “La técnica empleada logró identificar que predomina el clon 001, demostrándose que corresponde a una variante del clon internacional NAP-1, que representa un tipo genético ampliamente reportado en hospitales de países desarrollados. El fenómeno de resistencia a los antibióticos afortunadamente no representa un problema en las cepas nacionales”, advirtió la epidemióloga.

Destacó que esta bacteria ha pasado a ser la más importante infección asociada a la atención en salud a nivel mundial "en los hospitales de Estados Unidos, Canadá y Europa, incluso más que las bacterias tradicionales".

“La experiencia de países extranjeros muestra que a contar del año 2000 estos países han sufrido estos brotes epidémicos, los que han tomado aproximadamente tres años para lograr reducirlos aunque nunca dar término con ello. Debido precisamente a la expansión de la población vulnerable y susceptible, en especial, a pacientes de alta complejidad que actualmente maneja la medicina moderna”, advirtió.

La dra. Valenzuela entregó un panorama sobre la situación mundial. Precisó que los brotes por esta bacteria afectó a Estados Unidos en seis estados entre los años 2000 y 2003 (Georgia, Illinois, Maine, New Jersey, Oregon y Pensylvania). En el caso de Canadá, indicó que en el año 2003 se reportaron 61 casos por cada 100 mil habitantes; mientras que entre el año 2003 y 2005 afectó a diferentes hospitales de Québec, con 22,5 casos por mil admisiones hospitalarias, alcanzando una letalidad de 6,9%. Datos del Reino Unido muestran una letalidad de 11% entre el año 2002 y 2006. En otros países europeos aquejados por esta bacteria, se encuentran Bélgica, Irlanda, Francia, Finlandia, Polonia, Países Bajos y Alemania.

Si bien el Clostridium difficile es una bacteria típica de transmisión intrahospitalaria, según la Directora del ISP  los grupos más afectados corresponden a pacientes críticos que superan los 65 años de edad. “En nuestro país, el mayor número de casos confirmados por el ISP correspondió a ese patrón epidemiológico, fenómeno particularmente observado durante el transcurso del presente año”, dijo.

Respecto de la procedencia de las cepas y muestras confirmadas, la Directora del Instituto de Salud Pública de Chile señaló que durante el año 2011 éstas fueron remitidas por diez Servicios de Salud del país. Mientras que entre enero y agosto de 2012, el ISP recibió muestras y cepas de 19 Servicios de Salud.

La dra. Valenzuela concluyó que “existen cambios en la epidemiología de la infección por Clostridium difficile los que se han hecho más difíciles de abordar, dadas las características de los pacientes que han sido afectados, a la aparición de esta nueva variante,  y al uso excesivo de antiobióticos”.