Presidente de la República, Sebastián Piñera Echenique, inaugura edificio de la Agencia Nacional de Medicamentos del Instituto de Salud Pública

Inauguración edificio Anamed de ISP (03/09/2012)
En el antiguo edificio de producción de penicilinas que estuvo abandonado por más de 40 años, y que se reacondicionó bajo la Dirección de la Dra., María Teresa Valenzuela, se alojará a contar de hoy la Agencia Nacional de Medicamentos del Instituto de Salud Pública.

Con la asistencia del Presidente de la República Sebastián Piñera Echenique, el Ministro de Salud, Jaime Mañalich, y las máximas autoridades del sector salud, se inauguró el edificio de la Agencia Nacional de Medicamentos (Anamed), de ISP.

Antiguo edificio de producción de penicilinas que estuvo abandonado por 40 años y cuya estructura fue aprovechada por la actual administración del ISP, para potenciar y alojar a los funcionarios de la Agencia Nacional de Medicamentos de ISP, (Anamed).

Edificio histórico en el que se elaboraban productos biológicos, y en el que hoy funcionará el organismo que tiene por misión controlar los productos farmacéuticos, cosméticos y los dispositivos médicos autorizados por ley, además de facilitar el cumplimiento de los principales postulados de la Política Nacional de Medicamentos que ha impulsado el Gobierno del Presidente Sebastián Piñera: asegurar la calidad, eficacia y seguridad de los medicamentos a un menor costo.

En este sentido el Presidente de la República Sebastian Piñera, destacó que Anamed de ISP “Va  a tener la misma calidad, seguridad, eficacia y equivalencia terapéutica que tienen las agencias más desarrolladas del mundo en esta materia”, precisando que a través de la agencia se impulsarán nuevas políticas, incluyendo entre ellas la bioequivalencia. Esto “significa, simplemente, que una agencia seria, responsable y confiable le diga a todos los chilenos que un determinado medicamento tiene la misma calidad, seguridad, eficacia y equivalencia terapéutica que el remedio de marca o el remedio original y tan importante como lo anterior, es que ese nuevo medicamento, como lo demuestra la evidencia, tiene un precio muy inferior”.

Asimismo, manifestó que  Anamed “tiene la responsabilidad de garantizar la transparencia de la información para que los usuarios sepan y puedan decidir libremente cuál es el medicamento que más le conviene y por eso va a estar disponible en todos los fármacos la información necesaria para que esa transparencia no solamente sea un objetivo de la ley, sino que una realidad en la vida cotidiana de todos los chilenos”.

El Mandatario agregó además que  “No sólo hemos visto un edificio nuevo, sino que un Instituto de Salud Pública con actitud, compromiso y desafío, cuya tarea, junto con la de La Agencia Nacional de Medicamentos es ser cada día más ambiciosos, exigentes y entregar lo mejor”.

En tanto, el Ministro de Salud, Jaime Mañalich destacó los principales postulados del discurso presidencial de mayo de 2010, respecto a asegurar medicamentos de calidad, eficaces y, a menor costo, compromisos que se están cumpliendo, por ejemplo,  a través del posicionamiento de Anamed de ISP.

Por su parte la Directora del ISP, Dra. María Teresa Valenzuela ahondó la importancia que tienen los químicos farmacéuticos de este Departamento, al  asegurar la calidad de los medicamentos, así como la formación de este recurso humano, la farmacovigilancia y la importancia de que toda esta maquinaria funcione en una construcción moderna como esta”.

La Jefa de La Agencia Nacional de Medicamentos, Elizabeth Armostrong, por su parte destacó el compromiso de los funcionarios del Departamento que encabeza, quienes comprometidos con la Política Nacional de Medicamentos han estado trabajando y modernizando los distintos procesos relacionados a diaria labor”.

Características del Edificio

ANAMED está instalada en el antiguo edificio de producción de vacunas del Instituto de Salud Pública, el cual se remodeló y dotó de la mejor tecnología y comodidades para garantizar la eficiencia y calidad de sus procesos.
La obra implicó una inversión de 2 mil millones de pesos en infraestructura y equipamiento. Se trata de un edificio de 6 pisos, emplazados en 2.860 metros cuadrados, con capacidad para 183 personas. Comenzó su construcción el 10 de enero de 2012 y finalizó el 31 de julio del mismo año.

La historia que precedió a este edificio es muy importante, aquí operó el edificio de penicilina del ex Instituto Bacteriológico. Entidad que contaba con una larga tradición de lucha contra las enfermedades como tuberculosis, difteria o raquitismo. Aquí se hicieron importantes investigaciones científicas como la fabricación de vacunas como la antirrábica,  la producción de penicilina y de aceite de bacalao.

A fines de la década del 70’ el edificio se dejó de utilizar y hasta ahora sólo quedaba el esqueleto, el cual fue refaccionado, dando origen a una institución moderna y acorde con los nuevos tiempos.

La ceremonia además contó con la asistencia de las más altas autoridades de la cartera de salud, el alcalde de la comuna de Ñuñoa, Pedro Sabat, parlamentarios, sociedad civil y los funcionarios del Instituto de Salud Pública.

Vea galería de imágenes de la inauguración

Palabras de S.E. el Presidente de la República

ISPCH