Calidad de la cocaína decomisada en Chile

El ISP centraliza análisis de drogas incautadas en todo el país (29.12.2009)
Cerca del 80% de las muestras analizadas contiene alguna sustancia añadida, ya sea como adulterante o diluyente y que no forma parte del proceso de extracción de la cocaína. (se adjunta informe de noviembre despachado a la Agencia Drug Enforcement Administration, DEA, EE.UU.

En el período comprendido entre el 2007 a 2009  existe un aumento sostenido en las muestras analizadas de cocaína clorhidrato y pasta base de cocaína en el Laboratorio de Sustancias Ilícitas del ISP.

A  diciembre del 2009 han ingresado alrededor de  33.236 muestras para análisis al laboratorio del ISP. “La importancia de este trabajo radica principalmente en los siguientes aspectos: como prueba pericial ante un Tribunal de Justicia,  por el poder adictivo de la cocaína  y  por el deterioro progresivo que produce en la salud de quienes consumen este tipo de sustancias”, señaló la Dra. Ingrid Heitmann, Directora del ISP.

El promedio mensual de muestras examinadas creció de 2.228 por mes el año 2008 a 3.076 el 2009.  El porcentaje de pureza promedio de la cocaína clorhidrato aumentó de 39,3% el 2008 a 54,4% el año pasado. En cuanto al porcentaje de pureza de la pasta base de cocaína se ha mantenido en un rango de  34% a 46% en los últimos tres años.

Los decomisos más grandes se llevan a cabo en la región de Arica y Parinacota y son los que presentan mayor pureza, posiblemente, porque la droga está más cerca del centro de producción y, por otra, porque en el curso de su distribución, a lo largo del país, va recibiendo adulterantes y/o diluyentes. De esta manera se aumenta el volumen inicial.

Sustancias adulterantes y diluyentes
En relación a las sustancias adulterantes, que son aquellas que presentan  algún efecto similar al de la cocaína, ya sea como anestésico local o como estimulante del sistema nervioso central, además de potenciar los efectos tóxicos de la cocaína están presentes sobre un 25% en las muestras cocaína (clorhidrato y pasta base).

Los principales adulterantes encontrados son anestésicos locales como lidocaína, procaína y benzocaína. Respecto a los analgésicos antiinflamatorios están el paracetamol, ácido acetil salicílico, fenacetina y aminopirina (las dos últimas retiradas en el mercado farmacéutico chileno en la década del 80 por su reconocida toxicidad a nivel renal y hepático). Además de estas sustancias tóxicas, hemos encontrado que el 50% de las muestras analizadas posee alguna sustancia utilizada como diluyente, es decir, sustancias utilizadas para aumentar su volumen. En el laboratorio se detecta, en forma rutinaria, carbonatos, azúcares, almidón.

 

ISPCH