Instituto de Salud Pública certifica Centro de Investigación Biofarmacéutico de Argentina para realizar estudios de bioequivalencia a medicamentos chilenos

22/11/2011

Ejemplo de relaciones bilaterales entre ambos países (22/11/2011)
Laboratorios chilenos podrán realizar estudios biofarmacéuticos en Argentina, tras la certificación del Instituto de Salud Pública de Chile al laboratorio DomínguezLab.

La directora del Instituto de Salud Pública de Chile, Dra. María Teresa Valenzuela, entregó oficialmente la Resolución N°02026 de octubre de 2011, a través de la cual se certifica que el Centro de estudios de Bioequivalencia in vivo DomínguezLab, ubicado en la ciudad de Paraná en la Provincia de Entre Ríos en Argentina, podrá ahora además ejecutar Estudios Biofarmacéuticos in Vitro con fines de bioexención.  

DomínguezLab se encuentra acreditado por el Instituto de Salud Pública de Chile, para realizar estudios de equivalencia terapéutica in Vivo a medicamentos a la venta en Chile desde el año 2009.
 
La ceremonia estuvo encabezada por el Embajador de Argentina en Chile, Ginés González García, ocasión en la que se encontraban presentes las máximas autoridades locales de la Provincia de Entre Ríos, el Gobernador, Sergio Daniel Urribarri; la Senadora Nacional y alcaldesa electa de la ciudad de Paraná, Blanca Osuna; y el Subsecretario de Relaciones Internacionales y de Comercio de la Provincia, Lic. Pablo Zárate, en el marco de la misión institucional técnico-comercial de la Provincia de Entre Ríos de visita en Santiago. También se encontraba presente el Director General de DomínguezLab, Mario César Domínguez.
 
Durante sus palabras de saludo, el Embajador de Argentina en Chile, Ginés González García, apreció la presencia de la directora del Instituto de Salud Pública de Chile en la ceremonia, por cuanto fortalece las relaciones bilaterales y la confianza mutua entre ambas naciones. Asimismo, destacó el desarrollo de la investigación biomédica que se está realizando en la Provincia de Entre Ríos en Argentina, y el apoyo que le otorgan las autoridades locales al equipo de profesionales del área por dar cumplimiento a las más altas normas nacionales e internacionales en esta materia.
 
"La llegada de un laboratorio de Entre Ríos a Chile no es menor. El gobierno argentino ha desarrollado una estrategia para este ámbito que esperamos pueda tener sus mejores frutos en los próximos años", señaló el embajador Ginés González.
 
Agregó que “Los intereses empresarios y no comunes son los que hicieron que los medicamentos no se llamasen por su nombre sino por los comerciales. Esto es algo que tenemos que seguir trabajando para tener una mejor llegada de los genéricos".
 
Por su parte la directora del Instituto de Salud Pública de Chile, Dra. María Teresa Valenzuela, señaló que “el Gobierno chileno apoya decididamente los productos genéricos, y que lo más relevante es que busquemos medicamentos de calidad para todos”.

Recordó que dentro de las políticas de salud pública que están impulsando las autoridades de salud chilenas, es incentivar la apertura y la certificación de centros que realicen estudios de bioequivalencia en el país. “De esta manera podremos dar cobertura a aquellos productos farmacéuticos que a la fecha no cuentan con estudios que avalen que un medicamento sea equivalente con el producto innovador, y que demuestren que no hay diferencias en los resultados terapéuticos cuando el paciente recibe una alternativa distinta, pero de precio inferior…esto es equidad¡¡¡”, subrayó.

“Aprovecho esta oportunidad para agradecer a las autoridades argentinas presentes en nuestro país, por el apoyo que hemos recibido por fomentar las relaciones bilaterales entre ambos países, y en nuestro objetivo de lograr que los chilenos puedan acceder a medicamentos de calidad, eficaces y seguros, a un mejor precio”, concluyó la directora María Teresa Valenzuela.

El Instituto de Salud Pública de Chile ya ha acreditado a la fecha siete centros bioequivalencia en el país, a saber: el Centro de Investigaciones Farmacológicas y Toxicológicas del Instituto de Ciencias Biomédicas (ICBM) de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile; la Unidad de Bioequivalencia centro de Investigación Clínica de la Pontificia Universidad Católica de Chile; el Centro de Bioequivalencia de la Universidad del Desarrollo (CEBE); el Centro de Bioequivalencia de la Universidad de Concepción; y el Centro de Bioequivalencia de la Facultad de Química y Farmacia de la Universidad de Chile. Asimismo, se encuentran acreditados Agriquem e Innolab, de capitales privados, que ofrecen como servicio tercerizar la fase bioanalítica de los estudios.
 
En Argentina ya se encuentran acreditados dos centros para realizar equivalencia terapéutica: centro de estudios de bioequivalencia in vivo y ahora también Centro de Estudios  biofarmacéuticos in Vitro DomínguezLab, en la ciudad de Paraná en la Provincia de Entre Ríos; y el Centro de Bioequivalencia  Centralab, en Buenos Aires.
 
Asimismo, el Instituto de Salud Pública de Chile ha reconocido a 23 centros de estudios de Bioequivalencia autorizados por la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil (ANVISA), así como centros que esta última agencia ha auditado en el mundo.
 
Todos los centros mencionados, tanto nacionales como internacionales, han  aumentado las capacidades locales para acreditar la equivalencia terapéutica de los medicamentos similares.