Vicepresidente de la República participó en quema de 500 kilos de droga

24/05/2011

Gobierno busca un mecanismo eficiente para la destrucción de sustancias ilícitas (24/05/2011)
“Es importante también mostrarle a la ciudadanía no sólo cómo le quitamos la droga a los narcotraficantes, sino que también cómo la destruimos”, afirmó el Vicepresidente de la República, Rodrigo Hinzpeter.</p>

 

Este martes el Vicepresidente de la República, Rodrigo Hinzpeter, junto al Director General de la PDI, Marcos Vásquez, y al director (s) del Instituto de Salud Pública, Rubén Verdugo, participó de la quema de 500 kilos de droga – 150 kilogramos de cocaína y 350 kilogramos de pasta base – incautada en operativos de la Policía de Investigaciones realizados durante el mes de mayo.

“Muchas veces habíamos estado juntos en momentos en que la droga le era quitada a los narcotraficantes y quedaba en poder de la autoridad. Pero es importante también mostrarle a la ciudadanía no sólo cómo le quitamos la droga a los narcotraficantes, sino que también cómo la destruimos, porque tan importante como incautarla es destruirla para que bajo ningún respecto pueda nuevamente volver a caer o en las manos de los inescrupulosos narcotraficantes o en los cuerpos de nuestros queridos jóvenes”, señaló el Vicepresidente de la República.

“La droga que estamos incautando hoy día es el resultado de procedimientos realizados por la PDI que han tenido éxito y que suman increíblemente cerca de ocho mil millones de pesos. Para que nos hagamos una idea estamos incautando droga que hubiera significado utilidades que permitirían al país construir 800 viviendas de emergencia, 4 liceos, 16 postas rurales o 30 estadios de fútbol amateur. Eso demuestra hasta qué punto el negocio de la droga genera ganancias ilícitas, pero grandes para los narcotraficantes y hasta qué punto nosotros tenemos que comprometernos no sólo con su incautación, como lo hacemos siempre, sino también con su destrucción para que nunca más caiga ni en las manos de los narcotraficantes ni en los cuerpos de nuestros jóvenes”, agregó Rodrigo Hinzpeter.

Los 150 kilos de cocaína equivalen a 300.000 dosis y están avaluados en $ 3.000.000.000 de pesos. Los 350 kilos de cocaína base, son equivalentes a 5.250.000 dosis y su avalúo es de $ 5.250.000.000 de pesos. Es decir, en total la droga incautada y quemada equivale a $ 8.250.000.000 de pesos aproximadamente.

La quema de droga concretada el día de hoy se enmarca en la preocupación del Gobierno por buscar un mecanismo eficiente para la destrucción de estas sustancias ilícitas. El Ministerio del Interior adquirirá en el Reino Unido tres incineradores – cuyo costo aproximado es de $80 millones por unidad – para destruir la droga incautada por la policía. Se intenta evitar la aparición de nuevos casos en que narcóticos decomisados -y que estaban en proceso de ser eliminados- fueron a dar nuevamente a las manos de traficantes.

Se trata de hornos de alta potencia, capaces de reducir 100 kilos de estupefacientes en sólo 5 de residuos. Inicialmente, se destinarán a Arica, Antofagasta y Santiago y serán móviles, pues se trasladarán entre regiones si es que su uso se hace necesario.

Los incineradores móviles están especialmente diseñados para la eliminación de los narcóticos. Tienen una cámara primaria, en la cual se realiza la combustión de los kilos de estupefacientes, y otra secundaria que elimina los gases producidos.

Fuente. http://www.interior.gov.cl/n2774_24-05-2011.html
Actualmente, en Iquique, un incinerador móvil colabora en la eliminación de los narcóticos.