ISP somete a análisis muestras de mariscos extraídos en diversos puntos del país

Exhaustivo control a nivel nacional en vísperas de Semana Santa. (13.04.2011)
Riguroso plan de fiscalización se ha desarrollado en zonas estratégicas de la costa chilena, como lo son las regiones de Los Lagos, Aysén y Magallanes, principales centros extractores de productos del mar de nuestro país.

Un Plan Nacional de Contingencia ha implementado el MINSAL, las SEREMIS de Salud y el Instituto de Salud Pública de Chile, en vísperas de Semana Santa, con el propósito de mantener el abastecimiento normal de mariscos, sin riesgo de contaminación por toxinas marinas, también conocida como marea roja.

La Directora del Instituto de Salud Pública de Chile, Dra. María Teresa Valenzuela, informó que durante los últimos meses el ISP junto con la red de laboratorios de las secretarías regionales ministeriales ha potenciado la coordinación del monitoreo de moluscos, para descartar la presencia de las toxinas para garantizar la inocuidad de estos alimentos.

“Semana Santa es la festividad del año en que más se consumen pescados y mariscos por los chilenos, lo que aumenta el riesgo de intoxicaciones por la posible presencia de toxinas marinas, por lo que es imprescindible monitorear todas las zonas amagadas a través de la red de laboratorios, y así proteger a la población”, precisó la Directora del ISP.

La Dra. Valenzuela explicó que el Instituto de Salud Pública de Chile, como centro de referencia a nivel nacional, tiene un rol preponderante en el control de toxinas como la toxina diarreica, toxina paralizante y toxina amnésica, las cuales conforman el fenómeno conocido como marea roja. Estas tres toxinas han sido detectadas en el país y es por ello que se lleva un estricto control de lo extraído en toda la costa chilena.

Paralelamente, las SEREMIS de Salud, Carabineros de Chile, Armada y autoridades locales, constituyen el Comité de Contingencia, de manera de monitorear directamente a las regiones de Los Lagos, Aysén y Magallanes, principales áreas extractoras de productos del mar. Adicionalmente, el Instituto de Salud Pública de Chile realiza el control de lo extraído en el resto del país, con el fin de asegurar alimentos de calidad para la población chilena y dar cobertura fiscalizadora de la marea roja a nivel nacional.

Especialistas del Instituto de Salud Pública explican que la marea roja es causada por organismos que flotan libremente en el medio acuático y que forman un plancton (conjunto de organismos animales y vegetales), que pueden producir el llamado veneno paralizante de mariscos (VPM), el veneno amnésico de mariscos (VAM), o el veneno diarreico de marisco (VDM). Los cambios bruscos de temperatura en las aguas marinas propician la aparición del fenómeno. El veneno acumulado por los moluscos, causa intoxicación en los seres humanos que lo ingieren e incluso hasta la muerte.

Actividades Plan Nacional de Contingencia

  • La SEREMI Aysén, mantiene delimitadas las áreas libres de extracción de mariscos mediante resolución la cual es informada a las SEREMIS aledañas. Establece barreras sanitarias para vehículos que transportan mariscos, en conjunto con Carabineros, certifican localidades de extracción y fiscalizan el desembarque en los puertos en conjunto con la Armada, redoblando los turnos de los funcionarios. Además realizan el análisis de laboratorio a los mariscos que consume la población, aumentando el número de análisis de acuerdo al volumen de extracción.
  • Para los efectos de traslado de los productos desde el área autorizada hacia los puertos de desembarque, las embarcaciones deberán presentar una declaración que será visada por funcionarios del sector salud y que incluye:
  • Nombre del capitán, Rut y firma
  • Nombre y matrícula de la embarcación
  • Cantidad y tipo de producto
  • Lugar de extracción de los mariscos
  • Lugar de desembarque
  • La SEREMI Los Lagos fiscaliza la obligatoriedad de que los mariscos se envasen en origen, en mallas, sacos o cajones, con su respectiva identificación. Además autoriza las condiciones de desembarque y el horario de funcionamiento para estas faenas en los Puertos. Fiscaliza el apozamiento de mariscos de zonas amagadas, en aguas de su región.
  • Establecen controles de carretera en coordinación con Carabineros para fiscalizar a los camiones que transportan los mariscos hacia los centros de consumo ubicados al norte del país: Chacao (Chiloé), Casma (límite entre Osorno y Puerto Montt) y Quepe en la Región de La Araucanía. Los camiones no podrán salir de la Región sin tener resultados negativos para la toxina paralizante. Los camiones se sellan y todos ellos son controlados en Quepe. En caso de positividad se procede al decomiso total de la partida.
  • Conjuntamente los laboratorios de análisis ubicados en Quellón, Castro y Puerto Montt que realizan el monitoreo de rutina, durante Semana Santa debido a la alta demanda por mariscos funcionan en turnos, realizando una gran cantidad de análisis de las tres toxinas detectadas en el país, para avisar oportunamente a los controles establecidos.
  • El Instituto de Salud Pública de Chile, apoya a las regiones con capacitación, transferencia tecnológica, asesorías, envío de insumos para el bioensayo, rondas interlaboratorios para evaluar su competencia, además de realizar análisis suplementarios cuando es necesario y los análisis de vigilancia de las áreas no afectadas.


Antecedentes de interés en relación a la evolución de marea roja durante los últimos años

En el año 2010 se observó una notable disminución de la toxicidad por toxina paralizante tanto en la Región de Los Lagos como en la Región de Aysén con respecto a las concentraciones máximas encontradas el año 2009 (los valores fueron similares a lo encontrado en el año 2008). En el caso de la Región de Magallanes se puede apreciar un aumento de la toxicidad por toxina paralizante, triplicando el valor observado el 2009, según se detalla en el siguiente gráfico.

Grafico 1: Comparación de cantidades máximas encontradas de VPM (veneno paralizante para mariscos) en la Región Austral entre los años 2008 – 2009 y 2010

Gráfico 1

Referente al porcentaje de muestras positivas para toxina paralizante superiores al límite máximo permitido por el Reglamento Sanitario de los Alimentos (RSA) en la Región de Aysén en el 2010, se observa una disminución con respecto al año 2009 (60.1% en el 2009, v/s 8.7% en el 2010). Esta situación es contraria en el caso de la Región de Magallanes donde se observa un aumento del porcentaje de muestras positivas para toxina paralizante superiores al límite permitido por el RSA con respecto al 2009 (8.5% v/s 17.7%). Se observa también la presencia concomitante de toxina paralizante y diarreica en las regiones de Aysén y Magallanes.

Importante es destacar la presencia de muestras positivas para VPM en la Región de Coquimbo. Si bien ninguna de las muestras supera el valor permitido por el RSA.

Se encontró toxina amnésica en las Regiones de Antofagasta, Atacama, Coquimbo, Los Lagos y Magallanes. En la Región de Atacama las concentraciones variaron desde 0.5 hasta 11.4 ug/g, siendo altamente destacable el hecho de que durante el 2010 no hubo florecimientos producidos en esta zona que superaran el límite máximo permitido por el RSA. Otra situación destacable, fue la presencia de toxina amnésica en la zona bajo custodia de las SEREMIS de los Lagos y Coquimbo, puesto que superaron el límite máximo permitido por el RSA de 20 ug/g (36 ug/g máximo encontrado en la Región de los Lagos y 20 ug/g en la Región de Coquimbo). En el 2010, se observó que las concentraciones a nivel país para esta toxina estuvieron en el rango de 0.5 a 36 g/g de ácido domoico (componente principal del grupo de toxinas amnésicas).

Durante los 2 últimos años (2009 y 2010) no hubo intoxicados por consumo de productos provenientes de áreas autorizadas por las SEREMIS de Salud para la extracción de mariscos.

La red de laboratorios de las SEREMIS de Salud con capacidad analítica sumada al Laboratorio de Toxinas Marinas del Instituto de Salud Pública de Chile, durante el año 2010 realizaron un total de 32.052 análisis correspondientes al Programa de Vigilancia de la Marea Roja en el país, lo que representó un aumento del 20.9 % (25.354 análisis) respecto del año 2009.

Descargar Presentación en formato PPT