Instituto de Salud Pública abre nueva etapa de colaboración con universidades

Directora se reúne con decanos (01.09.2010)
“Necesitamos aprovechar de mejor manera la experiencia y la investigación que proviene desde la academia, de modo de traducirlo en un mejor servicio para la salud pública”, afirmó la directora María Teresa Valenzuela.

Una invitación a las universidades a estrechar la cooperación con el Instituto de Salud Pública en los desafíos vinculados a la garantía de calidad de medicamentos y laboratorios, así como la vigilancia de enfermedades transmisibles y no transmisibles, realizó la Dra. María Teresa Valenzuela, directora del Instituto de Salud Pública.

“Necesitamos aprovechar de mejor manera la experiencia y la investigación que proviene desde la academia, de modo de traducirlo en un mejor servicio para la salud pública”, afirmó la directora durante una reunión realizada ayer en las dependencias del Instituto con 40 decanos y directores de facultades de Medicina, Química, Tecnología Médica, Enfermería, Ciencias y Veterinaria de diversas universidades públicas y privadas.

Esta reunión forma parte de un proceso de apertura del Instituto a la comunidad, dijo Valenzuela, “porque debemos difundir los datos que obtenemos de investigaciones para que sea útiles a la salud de la ciudadanía”, afirmó.

En ese espíritu colaborativo, la Dra. Valenzuela planteó desafíos en formación de postgrados en diversas áreas de medicina, biología, farmacología, salud ocupacional, higiene industrial y calidad, entre otros.

Asimismo, detalló que se trabajará fuertemente en la acreditación del Departamento de Control Nacional para transformarla en una real Agencia Reguladora de Medicamentos, para que luego verifique buenas prácticas de manufactura en laboratorios, realice fármaco vigilancia y certifique estudios de bioequivalencia para medicamentos genéricos.

En este punto, invitó a las universidades a crear nuevos laboratorios de bioequivalencia, ya que este trabajo hoy lo realiza sólo una universidad. También las instó a colaborar con el Instituto en la vigilancia de enfermedades desde el laboratorio, en particular de aquellas no transmisibles como cáncer, obesidad y diabetes.

De igual manera, planteó la conformación de un núcleo de inteligencia epidemiológica nacional que analice datos con enfoque preventivo, uniendo el área ambiental con la de salud de las personas, en alianza con las universidades.