Lanzan guía para prevenir accidentes laborales relacionados con la reconstrucción

Acciones posterremoto (27.05.2010)
Iniciativa de del ISP, el Instituto de Seguridad Laboral, la Mutual de Seguridad, la Asociación Chilena de Seguridad, el Instituto de Seguridad del Trabajo, y las empresas MSA, 3M, Masprot, Moldex y Vicsa.

La participación en las actividades de emergencia y reconstrucción suponen la exposición de los trabajadores a diferentes riesgos de accidentes y enfermedades profesionales, lo cual hace necesario orientar acciones para prevenirlos al máximo.

Por estos motivos, el ISP, el Instituto de Seguridad Laboral, la Mutual de Seguridad, la Asociación Chilena de Seguridad, el Instituto de Seguridad del Trabajo, y las empresas MSA, 3M, Masprot, Moldex y Vicsa prepararon una cartilla con recomendaciones para evitar riesgos en los trabajos de reconstrucción, asistencia social, voluntariado, entre otras. El material está disponible en las web de cada entidad y será distribuido también en las zonas afectadas a través de diversas iniciativas.

La acción es necesaria porque en las zonas afectadas por el terremoto y posterior tsunami, los ambientes de trabajo han experimentado cambios dramáticos debido a los escombros, que afectan tanto a las personas que viven o transitan por ahí, como a quienes los remueven, exponiéndose a material particulado u otras toxinas. Por otro lado, la destrucción de estructuras, ductos y alcantarillados pueden liberar sustancias peligrosas que amenacen la salud y seguridad de las personas.

Asimismo, el deterioro de estructuras de contención o de ventilación hace que aumenten los riesgos por exposición a diferentes riesgos en la industria, laboratorios y centros de atención de salud y hospitalarios.

La exposición ante agentes biológicos, físicos y químicos debe ser controlada para evitar consecuencias nocivas a la salud de las personas. En este sentido, el control es más eficaz cuando se realiza en la fuente generadora del agente o en el medio de propagación o transmisión de éste. Cuando no es posible aplicar dichas medidas o éstas resulten insuficientes, se debe recurrir a la utilización de Equipos de Protección Personal (EPP). 

La selección de estos equipos debe basarse en una identificación de peligros y posterior evaluación de los riesgos. Además debe considerar la naturaleza y magnitud de los agentes, la anatomía del trabajador, el tiempo de exposición y la compatibilidad con otros equipos que deban portar. Las personas deben usar los EPP durante todo el tiempo que dure la exposición, y recibir una capacitación para su uso correcto y mantenimiento.

Dado que los EPP constituyen la última barrera entre el agente de riesgo y el organismo, se debe tener la precaución de que sus propiedades protectoras hayan sido ensayadas y certificadas, que los equipos sean acompañados de un folleto informativo que contenga las recomendaciones de uso, el grado de protección que ofrece el equipo y la forma de prolongar o mantener su desempeño.