En Chile el ISP realiza estudios de detección de plaguicidas en alimentos de consumo interno

La mayoría de estas sustancias son fabricadas por el hombre (14.01.2010)
Los plaguicidas son sustancias químicas utilizadas para controlar, prevenir o destruir las plagas que afectan a las plantaciones agrícolas y en salud pública.

Los plaguicidas pueden causar daños agudos o crónicos a las personas, contaminar los alimentos y el medio ambiente, considerando que todos son tóxicos. Se estima que un 70% se usa en agricultura, un 10% en salud pública como hospitales y el resto es de uso doméstico y veterinario.

“El crecimiento mantenido de la agricultura junto a la agroexportación han venido acompañado de un aumento en la importación de agroquímicos, por lo que se hace necesario visualizar qué contenido de estos tóxicos que son aplicables a los alimentos poseen al momento de su consumo”, manifestó Marcelo Soto, Jefe de Laboratorio de Residuos de Plaguicidas del Instituto de Salud Pública, ISP.

En esta materia dicho Laboratorio realiza prestaciones y estudios de estos contaminantes en matrices frutas, verduras, hortalizas y cereales, con el objetivo de analizar si estos contaminantes se encuentran dentro de los límites máximos residuales (LMR) de acuerdo a la reglamentación vigente que posee el país y normativas internacionales (DS 977 “Reglamento Sanitario de los Alimentos”, Resolución Exenta Nº 581/99 “Fija tolerancias máximas de residuos de plaguicidas en alimentos de consumo interno” , CODEX ALIMENTARIUS, entre otras.

Cabe mencionar que el año 2009, se procedió en una primera parte a actualizar la resolución Nº 581/99, con el objetivo de actualizar los  LMR, esto significa que cada alimento no puede contener niveles de plaguicidas en mg/Kg mayores a los establecidos en dicha resolución, con el fin de salvaguardar la salud de la población en la ingesta de estos alimentos donde se aplican estos contaminantes.

Capacidades Analíticas
Hoy se cuenta con tecnología de última generación entre los que se mencionan Cromatografía gaseosa con detectores universales y específicos (GC-NPD, GC-ECD, GC-MSD), Cromatografía liquida con detector de masas (LC-MS/MS).

El laboratorio cuenta con capacidad analítica para detectar 50 residuos distintos de plagucidas en alimentos. Estos se distribuyen en 13 órganos fosforados, 22 órganos clorados, 5 piretroides y 10 herbicidas.

Estudios en el ISP
En este sentido el Laboratorio de Residuos de Plaguicidas ha desarrollado desde el año 2001 una serie de estudios en diferentes matrices para visualizar el real estado de los productos que se comercializan en diferentes centros de abastecimientos (ferias libres, supermercados, entre otros), teniendo datos que permitan a las autoridades competentes en el tema (llámese Ministerio de Salud u otros organismos), la toma de decisiones ante el cumplimiento en los LMR en los alimentos de consumo masivo. 

De acuerdo al último estudio realizado en el año 2008, contempló el análisis de 100 muestras recolectadas en supermercados de la Región Metropolitana por la Seremi R.M,  de acuerdo a las pautas y recomendaciones del Códex Alimentarius.

Las matrices estudiadas fueron las siguientes: acelgas, betarragas, brócolis, cilantros, ciruelas, coliflor, duraznos, espinacas, lechugas, limones, mandarinas, manzanas, naranjas, papas, pepinos, peras, perejil, repollos, tomates, uvas, zanahoria y zapallo italiano. Los analitos estudiados fueron los siguientes: Azinfos metilo, Triazophos, Triadimenol, Terbacil, Permetrina, Isoprothialone, Ciflutrin, Cypermetrina, Fenvalerato, Chlorpyrifos,  Pirimifos metilo, Methidathion, Diclorvos, Diazinon, Difeconazole, Tetraconazole, Ethion. El 100% de las muestras no sobrepasaron el LMR de acuerdo a la resolución 581/99. Y en el 26% de ellas resultaron detectables la presencia de clorpirifos etil y azinfos metil, dos plaguicidas organofosforados.

Actualmente, el Laboratorio de Residuos de Plaguicidas se encuentra desarrollando un estudio de verduras y hortalizas que consta de 120 muestras recolectadas en supermercados y ferias libres de la Región Metropolitana y Región de O`Higgins, cuyos resultados estarán listos próximamente.

Precauciones
Para minimizar la presencia de estos contaminantes en nuestros productos, se hace necesario seguir algunos consejos prácticos y sencillos a seguir como es el lavado y limpieza de los alimentos antes de su consumo.