El ISP y su rol frente a controversias internacionales respecto de la inocuidad de los alimentos

Chile es un integrante activo en el Codex (12.01.2010)
En el ámbito de los alimentos, en muchas situaciones se presentan controversias entre países, originadas por diferencias entre los resultados de dos laboratorios (entre el importador y el exportador).

El Codex Alimentarius, organismo internacional, que desarrolla normas alimentarias, reglamentos y otros textos relacionados con alimentos, recientemente aprobó las Directrices para la Solución de las Controversias sobre los Resultados de Ensayos Analíticos (CAC/GL 70-2009). Esto significa que, frente a una diferencia comercial entre los países, será la norma internacional  proveniente de la Organización Mundial del Comercio (OMC), basada en el Codex Alimentarius, la que dirimirá  cualquier controversia.

En este contexto el ISP colabora a nivel de gobierno a resolver las controversias que pudiesen surgir entre las entidades destinadas al control de alimentos de nuestro país y sus contrapartes extranjeras, en torno a la inocuidad de un producto alimenticio, es decir, dirimir acerca de si un alimento es sano y nutritivo.

Por esta razón, es necesario controlar el eventual ingreso de importaciones de alimentos que causen problemas a los consumidores. En esta materia el trabajo del ISP resulta clave.  A nivel de gobierno otro de los objetivos planteados es convertir a Chile en potencia agroalimentaria.

El ISP en su rol de Laboratorio Nacional de Referencia, ha tenido que intervenir durante los últimos años en situaciones similares, con el fin de dirimir sobre los resultados y los métodos analíticos involucrados.

La Comisión del Codex Alimentarius fue creada en 1963 por la FAO y la OMS desarrolla normas alimentarias, reglamentos y otros textos relacionados tales como códigos de prácticas bajo el Programa Conjunto FAO/OMS de Normas Alimentarias. Las materias principales de este Programa son la protección de la salud de los consumidores, asegurar unas prácticas de comercio claras y promocionar la coordinación de todas las normas alimentarias acordadas por las organizaciones gubernamentales y no gubernamentales.

El Codex cuenta con los trabajos actualizados de sus Comités que operan en la mayoría de los continentes y que  constituyen la base sobre la cual operan los Acuerdos de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias (MSF) y de Obstáculos Técnico al Comercio (OTC) (referida a la inocuidad de los alimentos), puesto que las normas del Codex en el ámbito de los alimentos, son reconocidas por la OMC.

En Chile existen cinco Subcomités que coordina el Ministerio de Salud de los cuales tres derivó al ISP para su gestión: Métodos de Análisis y Muestreo, Aditivos Alimentarios y Contaminantes de los Alimentos.

Tendencia en el mundo
La tendencia es que las grandes potencias económicas están estableciendo nuevos requisitos en el ámbito alimentario. Muchas naciones, entre ellas Chile, asumen como referencia las normas y guías del Codex para establecer límites a los residuos de plaguicidas, aditivos, micotoxinas, contaminantes y residuos de medicamentos veterinarios en los alimentos.

Por último, Chile anualmente, a través de los delegados de Subcomités Nacionales participa en las diferentes sesiones de Codex Alimentarius Internacional que se llevan a cabo en diferentes partes del mundo.