ISP y dos universidades porteñas desarrollarán plataforma de análisis para la vigilancia de reacciones adversas a medicamentos.

20/12/2013

Firmaron carta acuerdo para acceder a concursabilidad (20/12/2013)
Compromiso suscrito permitirá postular al 2do Concurso de Investigación Tecnológica 2014 de FONDEF.

 

La creación de una plataforma prototípica para la vigilancia de reacciones adversas a medicamentos (RAM), específicamente en cuanto a su análisis, convocó el compromiso de trabajo conjunto entre el Instituto de Salud Pública y docentes de las universidades de Valparaíso y Federico Santa María.

La carta de compromiso fue suscrita por el director del ISP, Stephan Jarpa Cuadra y posibilitará la postulación a recursos del segundo Concurso de Investigación Tecnológica del Programa IDEA, dependiente del Fondo de Fomento al Desarrollo Científico y Tecnológico (FONDEF), de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (Conicyt).

El ISP actuará como mandante de la iniciativa, en tanto que el equipo de investigadores externos estará compuesto por Juan Francisco Collao, académico auxiliar de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Valparaíso; Rafael Favereau, ingeniero civil electrónico y docente de la Universidad Federico Santa María; y Carla Taramasco, académica de la Facultad de Ingeniería Informática y doctora en Sistemas Complejos de la misma casa de estudios.

En tanto, los profesionales del ISP pertenecen a la Agencia Nacional de Medicamentos (ANAMED) y corresponden a los químicos farmacéuticos David Mena (Fármacovigilancia), Antonio García (UGASI) y Juan Roldán, jefe del Subdepartamento de Fármacovigilancia y líder de la investigación.

El proyecto se denomina “Plataforma para la vigilancia de RAM” (VIGI-RAM) y, según explicó Collao, la idea es generar a nivel de prototipo funcional y escalable, un sistema automatizado de análisis de los datos que se obtienen del sistema de notificación en línea ya desarrollado por el Instituto de Salud Pública de Chile.

El sistema de notificación en línea del ISP, se implementó como respuesta al incremento de las notificaciones que se produjo a raíz de la entrada en vigencia del DS N°3, en diciembre de 2011; y como consecuencia del intenso trabajo de promoción y capacitación desarrollado por el Subdepartamento Farmacovigilancia. No obstante, se espera que el número de notificaciones siga creciendo aún más.

“La idea es tratar de aumentar las notificaciones a nivel nacional y con esa información hacer un Data-mining, que es cruzar los datos entre sí y buscar patrones no evidentes para asociarlos con la causalidad de las RAM y sistematizarlo en el reporte de las sospechas”, complementó Collao.

Según el investigador, el año 2008 “hicimos un estudio que arrojó que los hospitales públicos, a nivel de farmacias,  tenían muy poca información del uso de los medicamentos en Chile y sobre sus posibles reacciones. Basado en eso y en la necesidad de información, es que pensamos en este sistema”, advirtió.

Por su parte, Favereau subrayó que para el desarrollo de la investigación se trabajará directamente con hospitales de la red pública de salud de la Quinta Región, y con un equipo interdisciplinario de ANAMED y las facultades de Farmacia de la Universidad de Valparaíso, y de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Técnica Federico Santa María.

“Vamos a trabajar en conjunto porque hay muchos temas en los que hay que resolver cómo bajar las barreras de fondo y de forma en la recopilación, cruce  y presentación de la información a la hora de construir el prototipo”, dijo.

“¿Cómo lograr integrar la información histórica y actual para ir mejorando la toma de decisiones del ISP? ¿Cómo?. Justamente buscando patrones que no son evidentes al ojo humano a través de algoritmos computacionales que permitan encontrar estas relaciones, patrones recurrentes que permitan sacar información de asistencia a la toma de decisiones”, explicó Favereau.

En el mismo aspecto, el jefe del Subdepartamento de Farmacovigilancia de ANAMED remarcó la importancia de este acuerdo. “La oportunidad de materializar este trabajo conjunto entre las tres instituciones, permitirá alcanzar en un plazo más breve las metas que ya habían sido visualizadas por el Subdepartamento de Farmacovigilancia, en relación a contar con un sistema de análisis complejo de señales, al nivel de las agencias reguladoras de alta vigilancia sanitaria”.

De resultar aprobada la iniciativa por parte del FONDEF –los resultados se conocerán entre enero y marzo del 2014 – el proyecto tendrá un plazo de ejecución de dos años.