Instituto de Higiene (1892 – 1924)

 

Instituto de Higiene

Nace a la vida luego del convulsionado período que culminó con el suicidio del Presidente de la República, don José Manuel Balmaceda Fernández, en 1891, y cuando asume como Presidente de la Junta de Gobierno el vicealmirante Jorge Montt.
Inicialmente realiza sus actividades en un galpón de la Quinta Normal y después en Calle de las Rosas N° 3 (hoy Rosas), como organismo integrante de la primera Ley Orgánica de Higiene Pública de Chile ( 1892 ). Posteriormente, se instala en la calle Borgoño N° 1470, en la ribera norte del río Mapocho.
Sobre esa base legal, se impulsó la creación de una incipiente red de laboratorios de química y bacteriología, además de oficinas de desinfección. Más tarde, se le incorpora un Pabellón de Seroterapia, cuya Sección de Sueros y Vacunas se convierte en la primera en su género a nivel de América Latina, con sus servicios de vacunación antirrábica y preparación de suero antidiftérico.
También se crea un laboratorio productor de vacunas para animales, dirigido por el veterinario Dr. Jules Besnard.
Chile se yergue, entonces, como pionero en salud pública en el continente americano, sobre todo teniendo en cuenta que el Instituto Pasteur había sido creado pocos años antes en París, Francia (1888) y que el nivel científico, tecnológico y económico de esos años en Europa era notoriamente superior al nuestro.
Su labor se realiza durante las administraciones de los Presidentes de la República, don Federico Errázuriz Echaurren, don Germán Riesco, don Pedro Montt, don Ramón Barros Luco, don Juan Luis Sanfuentes Andonaegui y don Arturo Alessandri Palma, quien ve interrumpido su mandato en forma abrupta en 1924.
Entre noviembre y diciembre de ese año, la Junta Militar de Gobierno encabezada por el general Luis Altamirano Talavera pone término a este primer gran esfuerzo comunitario dirigido a la prevención de la enfermedad y la promoción de la salud, cerrando el Instituto. Un mes antes, con fecha 14 de octubre de 1924, por otro lado, se había creado el Ministerio de Higiene, Asistencia y Previsión Social, mediante el Decreto - Ley N° 44. 
     
 Largos años pasaron y la permanente lucha por recrear una entidad destinada a velar por la salud pública, encabezada por el Dr. Eugenio Suárez Herreros, tuvo sus frutos cuando, una comisión de confianza del gobierno de la época, elaboró un informe que fue decisivo para que se creara el INSTITUTO BACTERIOLOGICO DE CHILE, mediante la Ley N° 4.457 de fecha 29 de enero de 1929, y el 11 de marzo de 1929 se dicta su Primer Reglamento, siendo publicado en el Boletín de Leyes y Decretos del Gobierno, durante la administración del coronel de Ejército, don Carlos Ibáñez del Campo, como Presidente de la República.

Más tarde, por el Decreto N° 4.806 del 4 de noviembre de 1929, se crea la Dirección General de Educación Sanitaria, organismo del cual pasa a depender el Instituto Bacteriológico que, hasta esa fecha, era parte del Ministerio de Bienestar Social.

Se inaugura el edificio institucional el 6 de diciembre de 1929 e inicia sus actividades en la misma calle Borgoño N° 1.470, donde estuvo la sede del Instituto de Higiene, siendo su primer Director el experimentado científico y médico austro-húngaro Rudolf Krauss, especialmente escogido por su trayectoria para la formación de profesionales chilenos en la disciplina de la investigación científica.

Volver

ISPCH