INICIATIVA GLOBAL DE ERRADICACION DE LA POLIOMIELITIS, COMPONENTE DE CONTENCION DE LOS POLIOVIRUS

La Iniciativa Global para la Erradicación de la Poliomielitis de la Organización Mundial de la Salud (OMS),  ha sido el mayor esfuerzo de salud pública internacional desde su lanzamiento en 1988.  Gracias a las estrategias desplegadas, se ha conseguido una reducción significativa de la circulación endémica de los poliovirus silvestres (WPV) en el mundo. Actualmente persiste circulación endémica de solo Polio 1 en algunas áreas territoriales de Pakistán y Afganistán. En el mundo no se han detectado casos de poliomielitis por polio 2 desde el año 1999, y por esta razón la OMS en septiembre del año 2015 ha declarado la erradicación del poliovirus salvaje tipo 2 de todo el mundo.

El éxito de esta iniciativa ha dependido del logro y mantención de buenas coberturas vacunales de poliovirus, y de la vigilancia activa de los casos de parálisis fláccida, entre otros factores.  Sin embargo,  esta fase final de la erradicación demanda a los países otros desafíos asociados al uso masivo de OPV: eliminar el riesgo del surgimiento y circulación de poliovirus derivados de la vacuna oral  (VDPV), que sumado a la ocurrencia de casos esporádicos asociados a OPV, obliga al reemplazo de este tipo de vacuna por vacuna intramuscular con virus polio inactivados (IPV).  

 En la fase post erradicación, en la cual se irá acumulando paulatinamente población susceptible a poliovirus, el desafío es mantener esta comunidad global libre de virus polio. Una fuente importante de riesgo de reintroducción de este agente a la comunidad la constituyen los laboratorios y otras instalaciones afines, que almacenen y/o manipulen estos virus para diversos fines, o que posean y/o manipulen material en el cual estos virus puedan estar presentes inadvertidamente.

La OMS ha solicitado a los países que, solo instalaciones declaradas como “esenciales” puedan seguir almacenando y/o manipulando material con poliovirus o potencialmente contaminado con poliovirus. De esto se deriva que aquellos laboratorios e instalaciones que no reúnan requisitos de “esencial” deberán proceder a eliminar todo material de riesgo, reduciendo la posibilidad de reintroducción accidental o intencional de poliovirus, ya sea a corto, mediano o largo plazo. Los laboratorios o instalaciones “esenciales” para poliovirus deberán estar previamente acreditadas por autoridad nacional competente según pauta OMS/OPS GAP III (68ª Asamblea Mundial de la Salud, Resolución WHA68.3 del 26 de mayo 2015: http://apps.who.int/gb/ebwha/pdf_files/WHA68/A68_R3-sp.pdf) 

Conforme al Plan Regional de Contención de Poliovirus en las Américas (GAP-III Regional), los países deberán actualizar el catastro de los laboratorios y otras instalaciones nacionales que pudieran disponer de poliovirus silvestre, e incluir en este catastro a todo laboratorio o instalación que pueda disponer de virus polio Sabin o poliovirus Derivado de Sabin (VDPV) y por otra parte incluir a los laboratorios que pudieran disponer de material potencialmente infeccioso de poliovirus.   Una vez identificadas las entidades que posean material de poliovirus o potencialmente infecciosas de poliovirus, estas deberán proceder a su destrucción, o su mantención en condiciones apropiadas o su derivación a aquellas instalaciones que cumplan con los requisitos de contención y que se encuentren oficialmente autorizadas.

Al Instituto de Salud Pública le corresponde liderar la actividad de actualización del catastro, para lo cual se requiere de la aplicación de la encuesta preparada por OMS/OPS para este fin. De acuerdo a criterios generales, el universo a encuestar incluye a  todos los laboratorios e instalaciones que extraigan, manipulen o  almacenen muestras biológicas de personas o de animales bajo experimentación y de aguas para consumo, residuales o cuerpos de agua. Estas entidades pueden ser laboratorios para análisis  de muestras clínicas, biológicas, de salud pública, de estudios ambientales, de aguas, y, además, instituciones que  almacenen muestras  procedentes de tales laboratorios o investigaciones, con el fin de identificar muestras biológicas y sus derivados que contengan poliovirus o potencialmente infecciosas de poliovirus.

En este banner podrá ingresar con su nombre de usuario y clave a la encuesta on-line. Al ingresar a la encuesta, podrá acceder a facsímil de trabajo de la encuesta on-line, que podrá imprimir y utilizarlo para preparar su respuesta a la encuesta.   El nombre de usuario y clave le será enviada vía correo electrónico, utilizando los registros de contactos existentes en el ISP.  Aquellas entidades u organizaciones más complejas, el gerente, director o rector y/o decano recibirá los datos de acceso a la encuesta y estará habilitado para generar nuevas encuestas si detecta laboratorios o instalaciones no consideradas en el listado original de envío, el que podrá ser revisado en este banner. La persona nominada para responder la encuesta requerirá del visto bueno de su autoridad máxima para el cierre de la encuesta. 

Para mayor información sobre el tema, puede acceder los documentos adjuntos.  Consultas específicas puede realizarlas al correo   encuestapolio@ispch.cl

 

 

INGRESO A ENCUESTA GAPIII CONTENCION POLIOVIRUS CHILE

 

SU RESPUESTA CONTRIBUYE A GARANTIZAR UN MUNDO LIBRE DE POLIOVIRUS, LEGADO PARA LAS FUTURAS GENERACIONES

ISPCH